Crece la presión fiscal, pero no tocarán alícuotas de Ingresos Brutos

29 Jul 2018

A fines de 2017, las Provincias y la Nación firmaron el Consenso Fiscal, en base a este acuerdo se decidieron pautas para reformas tributarias tanto a nivel nacional como provincial. A través del Consenso se estableció, para las provincias, la eliminación en general de las alícuotas diferenciales en base al lugar de radicación (es decir, se buscó eliminar las aduanas interiores), se decidió la eliminación de los impuestos a la nómina salarial (a aplicar en el futuro), se eximió de cargar con Ingresos Brutos (IIBB) la mayoría de los ingresos provenientes de la exportación, y se estableció una serie de topes para las alícuotas que gravan las diferentes actividades en el Impuesto a los Ingresos Brutos. Estos topes disminuyen hasta 2022, eliminando así la carga fiscal de IIBB en actividades primarias y una mayoría de las manufacturas.

Por otro lado, los topes establecidos para las actividades relacionadas en general con el consumidor final se establecieron en su mayoría en niveles mayores a los que regían en las provincias.

De esta forma, las provincias que así lo decidiesen, podían compensar la baja de alícuotas en algunas actividades aumentando la carga impositiva en otras. Pasado ya un semestre de la aplicación de la reforma, y existiendo datos públicos de recaudación para los primeros meses del año, puede medirse si efectivamente la reforma tributaria local ha implicado una disminución o un aumento de la presión impositiva.

Las modificaciones introducidas sugieren que la reforma implicó un aumento de la presión tributaria en la provincia, según el área de Política Tributaria de Iniciativa de Pensamiento Colectivo (IPeC), dirigida por el economista Pablo Pero. Aquellos cambios han permitido que algunas jurisdicciones mejoraran su recaudación. Por caso, Tucumán se ubicó en el tercer lugar dentro de las 17 jurisdicciones que publicaron su recaudación en materia de cobro de Ingresos Brutos al primer cuatrimestre, con una expansión del 43% respecto de igual período de 2017.

Ese 43% es superior al 34% de crecimiento promedio entre las provincias, al 26% en que ha crecido Ingresos Brutos para el total de las 17 provincias en ese mismo período, y al 25,5% de la inflación del período abril-abril, indica el reporte al que accedió DINERO. Según el IPeC, la masa total de IIBB para las 17 provincias crece un 26%, mientras que el promedio de las provincias muestra un crecimiento de 34%. El promedio crece más que el total ya que son las provincias más chicas las que tuvieron un incremento mayor. Mientras que Mendoza, PBA, o CABA, que son las provincias de mayor recaudación, se encuentran entre las que menos subieron su recaudación. Esto genera que el promedio no sea un buen reflejo del verdadero aumento total.

Frente a estos resultados, Pero sintetiza las siguientes conclusiones:

• El aumento de la recaudación de Ingresos Brutos en Tucumán (43%) supera ampliamente la inflación (25,5%) más el crecimiento de la economía a abril (aproximadamente un 3%). Esto indica fuertemente que ha aumentado la presión de IIBB.

• El aumento de la recaudación en el total de provincias es de 26%, similar al aumento de precios, lo que indicaría que para el total de las provincias la reforma si implicó una baja en la presión generada por IIBB. Ya que la suba de la recaudación no alcanza al aumento de precios más actividad. Esta baja se explicaría principalmente por el comportamiento de las provincias más grandes.

Las afectadas

Desde las cámaras empresariales vienen reclamando una disminución de la carga impositiva. En la Casa de Gobierno sostienen que la política tributaria se ajustó a lo establecido en el Consenso Fiscal y que, a medida que pasen los años, se irá reduciendo paulatinamente el peso de Ingresos Brutos. Particularmente, el sector comercial, de servicios y de hotelería resultaron los más afectados por el incremento de la carga fiscal provincial.

Según Pero, en el nomenclador de actividades de Ingresos Brutos hay 888 actividades identificadas. Al comparar el nomenclador antes y después de la reforma se encuentra que:

• Hay 69 actividades no cambian su alícuota.

• Otras 351 actividades experimentaron una reducción en su alícuota.

• Y 468 actividades vieron incrementar su alícuota.

“Para las actividades cuyas alícuotas bajan, la baja promedio es de 1,62 puntos; mientras que para las que suben, la suba promedio es de 1,54 puntos. Tomando el total de actividades, el cambio promedio es de +0,17 puntos”, puntualiza el reporte.

En el esquema provincial, Ingresos Brutos aporta casi $ 8 de cada $ 10 que recauda la Dirección General de Rentas. Hasta abril, eso implicaba un volumen de $ 4.237 millones sobre un total de ingresos de $ 5.459 millones (abril es el último dato disponible en la web de Rentas). Pese a los pedidos del sector privado, la provincia no modificará el esquema vigente ni las alícuotas del impuesto.

Comentarios