El Pato Gentilini ya está de vuelta

El compositor recorre temas folclóricos clásicos, rescata joyas olvidadas y recuerda a Valladares

28 Jul 2018
1

MANOS MÁGICAS. Se está filmando un documental sobre Luis Gentilini. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

Hay una mezcla de maestría y de amor cada vez que sus dedos recorren las teclas de un piano, sea para sacarle acordes inéditos y deslumbrantes en nuevas composiciones o para evocar temas del repertorio popular argentino, algunos convertidos en clásicos y otros olvidados.

Esta noche, en el Centro Cultural Virla, Luis Gentilini le hace un guiño al folclore desde el propio nombre del recital que organizó. Lo bautizó “La vuelta del Pato”, cuando en realidad nunca se fue. Por el contrario, está tan activo como siempre, no sólo como autor sino además como protagonista de un documental que está filmando el realizador Sebastián Suárez.

Junto al pianista estarán Sofía Ascárate, Jorge Girbau, Topo Bejarano y Martín Páez de la Torre. La entrada es libre y gratuita en el marco del 20 Julio Cultural Universitario, pero se solicita un aporte solidario consistente en artículos de aseo personal que serán entregados a las internas del Hogar San Roque.

La propuesta de canciones conocidas y olvidadas hará que caminen sobre el escenario “La calladita, “Ojos de tigre” y “Zamba para los amigos de la noche”, “Chacarera del angelito” y “Tu culpa”, considerada una joya perdida del cancionero norteño. En esta suerte de merecido homenaje a Gentilini, habrá tiempo también para hacerle un tributo a uno de sus grandes amigos, Rolando Chivo Valladares, al cumplirse 100 años de su nacimiento.

“El Pato conoce algunas cosas que nadie más puede conocer, como ‘Tu culpa’, que es una centenaria zamba que recupera del olvido. Es que jamás detiene su marcha: siempre está pensando en el próximo concierto, en posibles repertorios, en nuevos horizontes. Los otros tenemos solamente la suerte de acompañarlo”, afirma Páez de la Torre. En el recital, habrá muchos matices, con temas solistas, en dúo y en trío, instrumentales y otros cantados por Ascárate.

El músico tucumano califica a Gentilini “como creador, un paradigma del artista que se enorgullece de no haber cedido ni un milímetro a las banalidades del éxito, a la vanidad, o a la búsqueda de repercusión, porque nada en él ha sido liviano ni superficial en su camino silencioso, sobrio y profundo, lo que lo transforma en trascendente”.

El primer contacto entre ambos cumple este año dos décadas, desde que el guitarrista tomó la posta de Pablo González. “Mi tío Roberto Páez de la Torre había ocupado ese lugar años antes. Con los años también yo dejé ese lugar para estar con mis músicas propias, pero de la mano de algunas coincidencias y cuestiones pendientes aquí estamos de nuevo. Tengo suerte, porque el Pato es una de las figuras más grandes de la historia del folclore norteño, a la altura del Cuchi Leguizamón, de Valladares, de Eduardo Falú o del mismo Atahualpa Yupanqui. Ha sabido renovar el repertorio criollo desde lo musical, con una fuerte impronta jazzera pero, al mismo tiempo, enraizada en la tradición más valiosa, y haciendo duplas trascendentes con grandes poetas como Manuel J. Castilla, Lucho Díaz, José Moreno, Luis Sánchez Vera y muchos otros. Su obra empieza a ser más valorada hoy en día”, destaca.

Para difundir su obra se creó el “Proyecto Pato”, con un grupo conformado por Nadia Larcher, Lucas Pierro y Patricio Gómez Saavedra, entre otros.

ÚNICA PRESENTACIÓN

• A las 22 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265). Entrada solidaria.

Comentarios