Durante mayo, la actividad económica se desplomó el 5,8%

Es la mayor caída de los últimos 9 años

25 Jul 2018
1

EN PICADA. La sequía provocó la caída de los rindes de la cosecha gruesa. archivo

La actividad económica se derrumbó en mayo pasado un 5,8% respecto a igual mes de 2017, lo que representa la mayor contracción en la era de Mauricio Macri, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Se trata de la mayor baja en 9 años, como consecuencia, principalmente, del efecto de la sequía sobre la cosecha gruesa: soja y maíz.

El dato del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) correspondiente al quinto mes del año fue mucho peor al esperado por los analistas. Un sondeo realizado por Reuters proyectaba una contracción del 1,8%. “Agricultura, ganadería, caza y silvicultura es la rama de actividad de mayor incidencia en la contracción anual del EMAE correspondiente a mayo de 2018”, aseguró el Indec, y señaló que las otras ramas que contribuyeron a la caída del indicador fueron “Impuestos netos de subsidios” y “Transporte y comunicaciones”.

Por su parte, los sectores que tuvieron incidencia positiva sobre el indicador fueron “Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler”, “Intermediación financiera” y “Construcción”.

Según datos del ente estadístico, la actividad económica disminuyó un 1,4% respecto del mes previo en la medición desestacionalizada. De todas formas, el Indec aclaró que en el acumulado de los primeros 5 meses del año se mantuvo una leve variación positiva de 0,6%. “La volatilidad cambiaria producto del shock externo que afectó a la Argentina y el resto de los mercados emergentes impactó también en el consumo, especialmente el vinculado a durables, por el encarecimiento del crédito y el aumento del tipo de cambio. La venta de autos se desaceleró en junio, luego de marcar un récord histórico durante los primeros 5 meses del año”, puntualizó el documento oficial.

Sorpresa

La fuerte disminución del estimador del PBI en mayo superó todas las expectativas, no sólo de los economistas del Gobierno, sino también de la actividad privada y consultoras que informan sus pronósticos al Indec. La razón fue la subestimación de la sequía sobre la producción pampeana, porque no sólo afectó el volumen de las cosechas, sino también la calidad de los granos y el rendimiento final.

Sobre 15 grandes ramas de actividad el Indec registró en mayo 6 con signo negativo, de las cuales únicamente dos acusaron disminuciones a tasas de dos dígitos, y muy altos: agro 35,2% y pesca 29,2%.

Comentarios