La pala matamoscas cumple hoy 65 años

El artilugio sigue siendo muy usado para espantar o matar esos molestos insectos voladores.

25 Jul 2018
1

LAS CLAVES. El invento fue exitoso por su flexibilidad y la paleta de red.

Está considerada como un arma infalible a la hora de poner fin al molesto zumbido de los mosquitos. La pala matamoscas, un artilugio del que pocas casas prescinden en verano, cumple hoy 65 años y lo hace sin visos de jubilarse.

De acuerdo con la que informa la agencia DPA, el 25 de julio de 1953 el alemán Erich Schumm registró en la oficina de patentes de Múnich un modelo de paleta de plástico con la que prometía reducir de forma considerable la esperanza de vida de los molestos insectos voladores.

Lo realmente revolucionario del invento es que estaba hecho de material ligero y flexible. “En particular, la parte delantera está diseñada con una rejilla que permite el paso del aire durante un movimiento rápido”, explicó Schumm en el texto entregado ante las autoridades competentes.

Puede parecer un detalle banal, pero en realidad no lo es. De hecho, todos aquellos críticos que defiendan que el invento apenas aporta algo más de lo que haría, por ejemplo, un periódico, están muy equivocados.

Qué dice la ciencia

Detrás de la concepción de este artilugio hay incluso una explicación científica. En caso de que la superficie de la pala fuese totalmente opaca, en vez de con rejilla, los insectos percibirían que el peligro se acerca al notar una corriente fuerte de aire y seguramente podrían escapar a la muerte. Pero una pala con rejas, que deja pasar el aire, no les permite a las moscas recibir ningún tipo de aviso y las condena a fallecer aplastadas.

Esta explicación científica ya fue considerada por otros predecesores de Schumm, como el hamburgués Alfred Hoeborn, quien en 1949 ya había diseñado una malla de rejilla llamada “Insektas” que permitía pasar el aire pero no dejaba entrar ni salir ninguna mosca o insecto.

Desde su creación, la pala matamoscas ha ido evolucionando y ahora también cuenta con otras modalidades incluso eléctricas.

Comentarios