Canto tucumano con letra propia para el Julio Cultural

Dos compositores jóvenes presentan sus últimas grabaciones. Matías de la Rosa estrena “No sé” y Luciana Tagliapietra, “Kawaii”.

18 Jul 2018

LA VOZ DE LA MUJER

Luciana Tagliapietra estará las 21 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).


DE RAÍZ FOLCLÓRICA

• Desde las 22, en el MUNT (San Martín 1.545), se presentará Matías de la Rosa.


El Julio Cultural Universitario les dedica esta noche a dos cantautores tucumanos, que presentarán sendos discos en paralelo. En el Centro Cultural Virla Luciana Tagliapietra estrenará su “Kawaii”; mientras que Matías de la Rosa ofrecerá su “No sé” en el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán.

Luciana promete que su show “estará buenísimo”, ya que aparte de presentar su última producción (“es un trabajo corto, tiene siete canciones mías en letra y música con la producción de Ignacio Molina, lo que es un desafío especial en la relación con la gente”, señala), la cantante hará un recorrido por sus discos anteriores: hay mucha historia por cantar, ya que “Kawaii” es su cuarto CD.

“Es un disco pop, muy fresco, para bailar y divertirse. Seguramente hubo un crecimiento entre mis trabajos, el tiempo pasa y no todo sigue igual. En algún sentido, este es una propuesta mejor lograda en lo sonoro y en lo técnico que las anteriores, con un estilo diferente y con más ritmo. Es un giro, es diferente a lo que venía haciendo, porque estoy probando nuevas formas de expresarme y de que suenen mis canciones. No sé bien por qué, pero tenía ganas de hacer algo como esto desde hace tiempo y es parecido a mi primer CD, ‘Los domingos’”, revela.

El nombre elegido surgió en la necesidad de guardar un archivo mientras estaba grabando y optó por el de un teclado que acababa de comprar. Pero Tagliapietra aclara que no cree en las casualidades, y que luego lo mantuvo cuando se enteró de que esa palabra japonesa significa tierno y bonito, que termina siendo coherente con el arte de tapa de su trabajo. “Me encanta la magia, entregarme a lo que me va dando la vida, sin planear todas las cosas sino de tomar lo que se me aparece”, explica.

La acompañarán en el show Agostina Tagliapietra, Mariano Sansierra, Marcelo Piñero y José Villafañe; Pupy Nagle abrirá la noche y habrá invitados especiales sorpresa cuyo nombre resguarda. “Es mi voz y mi manera de decir y hacer música”, añade.

Plataformas digitales

De la Rosa también tiene nuevas canciones propias en su voz, que están disponibles desde la semana pasada en las redes sociales y plataformas musicales. “Si bien hay mucha gente que todavía compra discos físicos, no es fundamental ni necesario hacerlos de ese modo, porque por Internet se maneja toda la difusión”, resalta.

“No sé”, aparte de ser el título de la producción, es el nombre de uno de sus temas. “Hablo de la importancia de no saber de las cosas. A veces, cuando pensamos que sabemos mucho de algo o de todo, nos limitamos en la posibilidad de aprender más. En realidad, sabemos muy poco, casi nada, sobre lo que nos rodea. Quiero entender la grandeza del universo que nos rodea”, asevera.



El compositor no siente que esa confesión de ignorancia sea una demostración de debilidad: “por el contrario, hablo de la fortaleza de la incertidumbre, de no esperar un resultado específico basado en sus conocimientos sino simplemente dejarse sorprender; la persona que se permite dudar tiene menos problemas del que cree que conoce todo y descubre que no es como lo presumía”.

De las nueve canciones, De la Rosa compuso siete y las restantes están firmadas por el jujeño Néstor González, del dúo La Cantada. “Le escribo al amor y a la felicidad en general. Una temática filosófica y otra romántica, me siento cómodo en ambas, aunque ahora estoy menos pop que antes. Toco ritmos latinoamericanos muy variados: hay bachata, reggae y folclore, lo defino como un disco latino en general”, precisa.

El lanzamiento en el MUNT significa también su reencuentro con los escenarios luego de tres años de alejamiento, porque estaba abocado a otros proyectos. En el rearmado de su propuesta artística lo acompañan Fernando Burgo (batería), Alfredo Tejerina (bajo y coros) y Rodrigo Rivadeneira (teclados).

“Este tiempo sin actuar me dio tiempo para componer, para grabar y para que aparezcan inquietudes y planteos personales que me llevaron a reflexionar sobre ciertas cosas. Tomar distancia, pararse en un lugar diferente y buscar otro punto de vista siempre sirve para entender las situaciones de distintas maneras”, concluye.

Comentarios