Las tres deportistas tucumanas que estarán en un libro

Una foto de Diego Aráoz publicada en LA GACETA fue seleccionada para un trabajo editado en México.

18 Jul 2018
1

PERSONAS Y SOMBRAS. Las trillizas Sjanin y sus proyecciones, en la foto.

Una imagen tomada por el fotoperiodista de LA GACETA, Diego Aráoz, y que fue tapa de la edición del diario del 26 de abril será publicada en el libro colectivo “Ser mujer en Latinoamérica”, coordinado por Francisco Mata Rosas y editado por la Universidad Autónoma Metropolitana de México.

Se trata de la foto de las trillizas Fernanda, Mariana y Julieta Florita Sajnin, jugadoras de hockey de Infantiles del club San Martín (están en novena división, aunque alternan con la octava), mientras caminaban en fila. Las sombras de las pequeñas deportistas se reflejaron en la pared y Aráoz jugó con ese efecto al captar la imagen, que ahora tuvo su reconocimiento internacional.

En el libro, Mata Rosas busca todas las formas de ser, entender y ver a la mujer, desde los hechos de violencia que la tienen como víctima hasta su alegría, pasando por los gestos de solidaridad, la inequidad y la pluralidad. El cuerpo, la pareja, los distintos tipos de familia, todos los ámbitos personales y profesionales forman parte de los relatos. Por Tucumán participaron de la selección el fotógrafo de LA GACETA y Nicolás Núñez, que también aparece entre los elegidos.

“Mata Rosas me avisó por correo electrónico que la foto iba a ser publicada en el libro. Él estuvo en nuestra provincia un par de veces en la Bienal Argentina de Fotografía Documental; desde entonces, lo sigo por Instagran y Facebook y siempre estoy atento a las convocatorias. No hay un reconocimiento de dinero; en este caso el premio es estar en el libro”, contó Aráoz.

“La convocatoria era en un sentido muy amplio que abarcaba lo político, lo religioso y lo deportivo, para atender alegrías, tristezas y luchas. Me interesó el tema y mandé tres fotos, entre ellas, las de las trillizas Sajnin”, agregó. Esas figuras que se repiten en sus sombras proyectadas podrían haber llamado la atención del jurado: “mandé tres fotos y esa fue la que menos pensé que iban a elegir; la que creí que tenía más chances de quedar era la de una agricultora de Tafí del Valle que tenía una sonrisa muy espontánea y estaba entre el sembradío de maíz”.

“No he sido ni soy deportista, pero admiro de ellos el tesón, el ir a entrenarse tres veces por semana y el jugar el partido del fin de semana. Tengo amigos que tienen hijas que juegan al hockey y se levantan los sábados a las 8, con mucho sacrificio. Las chiquitas me transmitieron muchísima alegría, absoluta alegría. Existen padres que presionan más o menos. No tanto en hockey; lo advertí más en el fútbol, en donde los chicos son sometidos a una presión importante. Son esas notas que son lindas de hacer pero que uno no piensa que puedan trascender; sin embargo, la foto que quedó seleccionado fue la de la tapa del diario”, contó Aráoz.

Comentarios