Nuevas estrategias para manejar los insectos

Abordan el control de plagas “no objetivo” de Intacta y el manejo del área refugio

14 Jul 2018

Durante el XXI Taller de Variedades de Soja 2018 organizado por la Eeaoc, técnicos de la Sección Zoología Agrícola expusieron sobre el manejo de insectos en soja con la tecnología Intacta. En dicha presentación, se abordó el control de plagas no objetivo de la soja Intacta y el manejo del “área refugio” de esta tecnología.

Las plagas más frecuentes en soja Intacta son el “complejo de chinches” y el “picudo negro de la vaina” (Rhyssomatus subtilis). Estos insectos afectan directamente el rinde y la calidad del cultivo de soja, siendo necesario un monitoreo exhaustivo y el uso de alternativas efectivas para el manejo de estas problemáticas. El monitoreo permitió la aplicación de los insecticidas en el momento más oportuno para el control de estas plagas, lográndose incrementos de los rindes en soja Intacta que oscilaron entre un 12% y un 14%. En las alternativas de control planteadas, también se observó una marcada reducción de los daños causados por R. subtilis y el “complejo de chinches” sobre las semillas de soja.

Actualmente, la soja Intacta ofrece un control efectivo de algunas plagas de gran importancia para el cultivo, como ser la “oruga bolillera” (Helicoverpa spp.) y las “defoliadoras” representadas por Anticarsia gemmatalis y la “falsa medidora” (Chrysodeixis includens). Mantener en el tiempo la performance de esta herramienta dependerá de la adopción del “refugio”, representado por variedades de soja RR1, en una proporción de un 20%, como mínimo. El “refugio” tiene como objeto retrasar la aparición de la resistencia de aquellas orugas controladas por la soja Intacta. Por lo tanto, su manejo debe incluir alternativas que permitan asegurar ciertos niveles de supervivencia de las especies de orugas antes mencionadas. Las alternativas que se evaluaron tuvieron controles del 100% sobre Anticarsia gemmatalis; lo cual no es beneficioso, ya que no hubo desarrollo de adultos de esta especie en el refugio. En el caso de la “falsa medidora”, los controles de los insecticidas oscilaron entre un 21% y un 95%, permitiendo con algunos de ellos asegurar una mayor generación de adultos de Chrysodeixis includens. Otro punto analizado fue el rendimiento, mencionándose que no hubo mermas importantes de este parámetro en los distintos esquemas planteados para el manejo de las orugas en el “refugio” de la soja Intacta.

Comentarios