Sir Melody fue muy superior a sus rivales y demostró que sigue siendo el rey de los fondistas

16 Jul 2018
1

PURA FELICIDAD. Los seguidores del zaino Sir Melody festejaron en el podio la notable victoria conseguida por el descendiente de Tumultuoso en el clásico “103° Aniversario de la Caja Popular de Ahorros”. fotos jorge correa

El público comenzó a aplaudirlo cuando todavía faltaban casi 300 metros para el disco. Fue otra demostración de notable superioridad la que brindó Sir Melody en el clásico “103° Aniversario de la Caja Popular de Ahorros”, la prueba más importante de la ruenión que se disputó ayer en el hipódromo tucumano.

Muy bien conducido por Matías Basualdo, el zaino de Carlos Delgadino derrotó por 12 largos a El Vodevil, mientras que tercero a 3/4 cuerpo llegó Dante Rye, en el tiempo de 2’7”3/5 para los 2.000 metros sobre pista normal.

“No hizo falta que lo exiga a fondo. La idea era ubicarlo entre el cuarto y el quinto puesto hasta el palo de los 1.000 metros, pero largó para correr adelante. Lo dejé que pasen Optimate y Deskjet y lo ubiqué tercero hasta los 800 metros, donde ya fue a disputar el primer lugar. En la recta final esperaba que atropellara algún caballo, pero ninguno se arrimó”, contó Basualdo sobre el descendiente de Tumultuoso, que durante 2018 triunfó en las tres competencias que participó.

El nieto materno de Festín, que el año pasado ganó el Gran Premio “Batalla de Tucumán”, no dejó dudas de que es el mejor fondistas del NOA. Esta vez enfrentó a caballos con muy buenas actuaciones en Buenos Aires (como Quemacoco y Snow Lion). Sin embargo dejó en claro que el rey de la región está radicado desde hace varios años en el “Jardín de la República”.

“En los papeles Sir Melody era el favorito, aunque tenía adversarios exigentes. El caballo llegaba en su mejor forma, sin ningún tipo de inconvenientes en los entrenamientos como le había pasado en la previa del clásico de Santiago del Estero. Le tenía una fe enorme, pero todos sabemos que en el turf no hay ninguna fija”, expresó Basualdo.

Pero parece que esta vez fue la excepción. Sir Melody ganó como si fuese una verdadera fija. Derrochando calidad y demoliendo a sus rivales, el zaino del stud “J.L.R” cruzó el disco con casi 40 metros de diferencia sobre su escolta. Y la gente lo ovacionó, como se merece un crack de su talla.

Comentarios