El estadio cuidado por Lenin, sede del evento capitalista por excelencia

Dentro del recinto hay una estatua suya, es “guardián” del principal estadio del Mundial.

15 Jul 2018

MOSCÚ.- Fue testigo de aquel magnífico duelo Steve Ovett-Sebastian Coe en los JJ.OO de 1980, en los 90 fue escenario para los Rolling Stones o Michael Jackson y en 2013 vio pasar a un rayo llamado Usain Bolt. El estadio Luzhniki no es un lugar cualquier.

Hoy, tras una remodelación de 405 millones de dólares, acaparará la mirada del planeta. A las 12 empezará a jugarse la final del Mundial. Con cada gol temblará el estadio y Vladimir Ilich Ulianov, mejor conocido como Lenin.

Dentro del recinto hay una estatua suya. Líder de la Revolución de 1917 y símbolo del comunismo, Lenin es “guardián” del principal estadio del Mundial, evento capitalista si los hay. Fue bautizado como Estadio Central Lenin cuando se inauguró en 1956.

En 1980 vivió su mejor momento con los JJ.OO. y dos años, el peor: murieron 350 personas por una avalancha en un partido de la Copa UEFA. De aquella obra que albergó después la final de la Liga de Campeones 2008 queda solo el esqueleto y la fachada con sus columnas. Todo lo demás se hizo nuevo para el Mundial. Con la última remodelación se amplió el aforo hasta las 80.000 personas.

Medio millón de hinchas pasaron en 30 días por el Luzhniki, haciéndose selfies con Lenin. El emblema de la revolución rusa es el guardián de la fiesta del fútbol.

En Esta Nota

Rusia
Comentarios