Por primera vez el corno natural es el solista

El cornista inglés Pip Eastop tocará junto a la Orquesta Juvenil de la UNT, dirigida por Gustavo Guersman, en el teatro Alberdi

14 Jul 2018
1

VIENTO DE BRONCE. Con cincuenta años de carrera en la música, Pip Eastop afirma que sigue estudiando. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

HOY

• A las 21.30, en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez).

El XX Julio Cultural presenta una rareza: el corno natural o trompa -heredero directo del cuerno de caza- sonará en el teatro Alberdi, en las manos de Pip Eastop, uno de los cornistas más destacados del mundo.

La Orquesta Juvenil de la UNT, dirigida por Gustavo Guersman, aborda el desafío del programa, a saber: Danza Húngara N° 5, de Johannes Brahms, Violentango, de Ástor Piazzolla, la Sinfonía Nº 3 en Mi bemol mayor, op. 55, Eroica, tal como la llamó Ludwig van Beethoven, y el Concierto para corno y orquesta en Re mayor de Josep Haydn, con Eastop como solista.

Al término de un ensayo el músico británico habló con LA GACETA, mitad en inglés, mitad en español, ciento por ciento empatía y amabilidad.

Inició la charla recordando cuántos compositores, de Mozart a Brahms y de Haydn a Weber, así como muchos otros menos conocidos, han compuesto obras para el instrumento de viento de metal: “después de la época de Brahms (principios del siglo XIX) se extinguió”, comentó.

“Los compositores estaban muy entusiasmados con la invención del nuevo corno, que equivalía a 12 de esos instrumentos antiguos en uno. Necesitaban ese corno cromático que se pareciera a cualquier otro instrumento porque el natural es muy limitado. A pesar de que su naturaleza es perfecta (no se lo puede hacer mejor) hubo una serie de escalones hasta llegar al nuevo instrumento”, agregó.

- ¿Cómo se llaman y cómo funcionan?

- Corno francés o corno moderno. El otro es el clásico y a veces se lo llama hand corn (corno de mano). El sonido se controla con la boca mayormente, pero también se hacen ajustes con la mano dentro de la campana, que el público no llega a ver.

- ¿Cuál es el instrumento que toca un músico de fila en una sinfónica moderna?

- Depende; se usa el natural para ejecutar música clásica. Beethoven escribió la sinfonía Eroica para tres instrumentos de este tipo. Normalmente se usan cornos modernos, pero es mejor usar los originales porque suenan mucho mejor, con más color, carácter, como el compositor concibió la música, y su sonido no tapa las cuerdas en la orquesta.

- ¿Cómo es su taller?

- En una masterclass un alumno toca y el profesor da su opinión sobre fraseo, estilo, balance, afinación, etcétera. Pero yo prefiero discutir acerca de las técnicas del instrumento. El camino más rápido para llegar al éxito es estudiar y practicar muy bien, por eso mi intención es trabajar sobre la forma más eficiente para practicar, porque es la clave para ser un buen instrumentista. Yo no quiero decir cómo me gusta a mí escuchar la música. Es posible aprender los estilos y el fraseo de un violinista o de un cantante, pero un cornista se centra en la técnica. Es muy difícil el estudio, y muy específico.

- ¿Usted, desde cuándo transita este camino?

- Desde hace 50 años. Sigo estudiando y nada ha cambiado. Siempre es un trabajo en proceso; estoy mejorando, y hay cosas que todavía deseo arreglar.

- Háblenos de Haydn.

- Es una obra muy hermosa. En mi vida profesional no he escuchado mucha música compuesta especialmente para los cornos. Me gusta todo tipo de música, jazz, pop, rock, hay tanta música... Me propusieron que tocara este concierto: lo escuché por primera vez hace seis semanas y descubrí un tesoro, especialmente en el movimiento lento. Estoy muy feliz de tocarlo, y la Orquesta Juvenil es encantadora.

La historia de la música esconde un poco a Haydn, y Gustavo Guersman apunta: “a veces Haydn es olvidado en la penumbra de Mozart. Pero a Haydn le debemos los grandes cuartetos de cuerdas, que hicieron posibles las grandes sinfonías. Sin Haydn probablemente no habríamos tenido Mozart ni Beethoven ni Brahms”.

Comentarios