Los chicos se convirtieron en héroes

12 Jul 2018

Con dedicatorias de victorias, promesas de entrega de camisetas e invitaciones para viajar y ver partidos, figuras del fútbol celebraron el rescate de 12 niños tailandeses y su entrenador de un complejo de cuevas inundado, en un drama que generó tanta o más emoción que los duelos de la Copa del Mundo. Los integrantes del equipo infantil de fútbol “Jabalíes Salvajes” fueron rescatados tras una peligrosa operación.

El francés Paul Pogba los llamó “héroes” y les dedicó la victoria 1-0 sobre Bélgica que llevó a “Les Bleus” a la final del Mundial. “Bien hecho, muchachos. Ustedes son muy fuertes”, señaló en Twitter.

En tanto, Kyle Walker y Jack Butland, miembros de la selección inglesa se ofrecieron a enviar ropa deportiva al equipo tailandés.

El ex futbolista brasileño Ronaldo había instado a los niños a ser fuertes mientras esperaban el rescate, al igual que el defensor austríaco Christian Fuchs, que ganó hace algunos años la Liga Premier con Leicester City, que es propiedad de empresarios tailandeses. AS Roma calificó la exitosa misión como “la mejor noticia futbolística” y ofreció sus condolencias a la familia del ex buzo de la armada tailandesa Samarn Kunan, que murió durante el rescate la semana pasada.

Los niños permanecerán internados durante una semana para realizarse exámenes. Eso significa que no podrán asistir a la final del Mundial pese a la invitación de la FIFA para acudir al partido del domingo, en Moscú.

Pero los “Jabalíes Salvajes” tendrán de todas formas la oportunidad de viajar. La fundación de Barcelona los invitó a asistir a un torneo internacional de la academia del equipo y a mirar un partido en el Camp Nou.

Los niños, el entrenador y sus rescatistas también podrán viajar a conocer el “Teatro de los Sueños”, como es conocido el estadio Old Trafford, de Manchester United.

Comentarios