Chanzas ofensivas a los tucumanos en un ciclo de TV

11 Jul 2018

Se suele decir que es necesario incluso para sobrellevar con mejor ánimo las adversidades. Un antiguo refrán reza que “a la vida hay que tomarla con amor y con humor. Con amor para comprenderla y con humor para soportarla”. Sin embargo todo tiene un límite, inclusive para el humor sobre todo cuando este excede la mera carcajada para convertirse en una burla, en una ofensa.

En el programa televisivo “Polémica en el Bar”, que se emite por el canal América, conducido por panelistas porteños, se ridiculizó el desfile cívico militar realizado el lunes como parte de los festejos por los 202 años de la Declaración de la Independencia nacional en nuestra ciudad. “¡Qué desfile, por favor! Yo creo que (Vladimir) Putin estaba viendo en la casa y hacía ‘ja ja ja’ (…) estaban los de Tai Chi, y después estaban los granaderos a caballo sin caballo. ¡Extraordinario!”, dijo muy divertido el conductor. Refiriéndose al desfile, mientras en las imágenes se veía a las autoridades provinciales y nacionales, se burló, sugiriendo diálogos absurdos. Luego se mofaron del aspecto de las dos señoras que flanqueaban al Presidente, mientras este pronunciaba su discurso.

Al comienzo del programa pusieron la leyenda: “Festejamos el Día de la Patria sin presupuesto”. La vedette que integra la mesa del ciclo, comentó que los desfiles suelen ser carísimos pero que el de Tucumán había costado “200 pesos”.

Luego compararon el desfile tucumano con el acto que la oposición efectuó en el Obelisco en contra del Gobierno nacional y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ocasión en que también aprovecharon para mofarse y criticar a sus organizadores y protagonistas.

Los panelistas confundieron además la principal celebración del país, como es el Día de la Independencia argentina, con un acto político. Uno de los numerosos foristas que expresaron su indignación por la actitud fuera de lugar de los panelistas, dijo: “ofensas a todo lo que lleva organizar un desfile, fuere de la magnitud que fuere, hay gente que se levantó muy temprano, desayunó (si es que lo pudieron hacer por el tiempo) y estuvo soportando las bajas temperaturas de la época para brindar lo mejor de sí misma en honor y respeto a la patria y a todos los héroes que lucharon por nuestra libertad”.

Justamente en esta misma columna publicada el 9 de julio, con motivo de la fecha patria, hacíamos hincapié en que se han perdido valores esenciales que hacen a la convivencia social, como el respeto por el prójimo, algo tan sencillo como no hacerle al otro lo que no nos gusta que nos hagan. Pero en este “vale todo” en que se ha convertido de nuestra sociedad, todo pareciera ser lícito, especialmente en la televisión, en el afán de ganar unos puntos más de rating.

Es cierto que, apelando a la imaginación, se puede hacer un chiste del asunto más inverosímil, pero una cosa es hacer una broma y otra apelar a la chanza que no mide los límites y puede ofender a muchas personas. Nos parece que esta pretendida humorada no sólo fue de mal gusto, sino que les faltó el respeto a los tucumanos.

“Los hombres necesitan siempre de un hazmerreír para eclipsarse a sí mismos la propia ruindad de sus barros”, afirmaba el novelista español Miguel Delibes.

Comentarios