“Cada técnica debe servir a la imagen”

“La gráfica permite obtener una obra única”, sostiene la grabadora y galerista Carla Rey.

10 Jul 2018
1

INAUGURACIÓN. Textos, litografías y libros de artista, en la muestra.

Hace casi tres semanas en Estudio Abasto Carla Rey dictó un curso de libros de artista e inauguró una exposición de gráfica expandida con obras de más de 30 artistas. “Los artistas trabajan por el empoderamiento femenino y los derechos de la mujer”, explicó la curadora del colectivo Instantes Gráficas.

La artista, que tiene su propio espacio en Palermo, regresa de exponer en la feria ARCO, en Madrid. “El artista comunica el hoy, lo que nos pasa”, reflexiona durante una entrevista con LA GACETA.

En los años 80, la crítica Rosalind Krauss registró el concepto del “campo expandido” de las prácticas artísticas. A partir de allí, la escultura se observaba en relación al paisaje y a la arquitectura; la pintura era expulsada del marco y la gráfica, de la mano del impulso tecnológico, se unió al arte textil, a las telas y al arte digital en definitiva, en las diferentes experiencias que se abordaban. “El libro de artista es una obra, con un formato distinto del arte contemporáneo, es un lenguaje que cambia la relación con el espectador”, responde Rey cuando se le consulta sobre ese subgénero.

- ¿Considera que ya es imposible hablar de grabado y diferentes técnicas para ser reemplazado por el término gráfica que, al ser expandida, abarca todo, o casi?

- Las técnicas de grabado existen y son parte de las herramientas que utilizamos. A estas se sumaron las técnicas de grabado no tóxico y la posibilidad de combinarlas para obtener resultados personales y únicos. También es interesante la posibilidad de la edición única. El grabado y la tirada de estampas no posibilitan la obra única que la gráfica con sus combinaciones y multiplicidades obtiene.

- Esta expansión vino de la mano de la tecnología. En tal caso, ¿cómo fue el proceso?

- La tecnología es tomada por el arte y especialmente por la gráfica. Desde la aparición de la fotocopia o la xerografía, las impresoras inkjet o láser hasta los plotters de gran tamaño e impresión profesional. Se han convertido en la posibilidad de expandir los tamaños y utilizar matrices digitales que pueden obtenerse de una fotografía o una obra generada directamente con las herramientas y programas digitales. También las computadoras nos permiten realizar el pasaje de una imagen a una película que puede ser copiada en chapas de fotograbado o serigrafía. El horizonte se amplió y el abanico de opciones se multiplicó con la tecnología.

- El grabado y técnicas como la litografía o xilografías, ¿tienen algo que decir, todavía?

- Siempre. En mis obras me interesa partir de una impresión litográfica e intervenirla con matrices múltiples de fotograbado. Cada técnica al servicio de la imagen. Cada lenguaje elegido para decir lo que el artista busca comunicar. Lo más importante es el qué decir, luego se debe encontrar el cómo y por supuesto la gran pregunta es el para qué. El artista comunica el hoy, lo que nos pasa. Somos responsables de dejar huella, marcar indicios de la contemporaneidad Casi como hecho gráfico.

Comentarios