Cartas de lectores

09 Jul 2018

Tener respeto por las cuevas

Es necesario tener cuidado con las cuevas. Informarse fechas y horas para ingresar. Puede ser peligroso no hacerlo. Ejemplos de esto pueden ser las cuevas de Tailandia, Santillana del Mar en España y Postojnska Jama en Eslovenia. Este es un país conocido internacionalmente por sus famosas cuevas. La más conocida es la de Postojna (foto). Es una atracción turística y una buena fuente de ingresos. Hay 22 km de estalagmitas y estalactitas que forman cortinas y veredas en cuevas subterráneas de más de 70 millones de años. Algunas de las formaciones se unieron en pilares, plegadas o dobladas similando una cortina u otras formas llamativas. Descubiertas en el siglo XIII. Al principio quienes ingresaban debían caminar e iluminarse con antorchas. En 1914 ingresó por primera vez un tren de gasolina para turistas. En 1963 se reemplazó por un tren eléctrico y llego por primera vez una bombita eléctrica para iluminar el camino y poder ver las estalactitas y estalagmitas. La temperatura es de 5 grados. Se alquila ropa de abrigo en el lugar. El trayecto dura media hora en tren, dos horas a pie, y media hora de salida. Hay explicaciones en varios idiomas por parte de los guias en todo el recorrido.Al final hay una sala donde se celebran conciertos y eventos y donde hay un esqueleto de un dinosaurio. El protagonista de las cuevas es el “pez humano” que en realidad es un anfibio de la familia de las salamandras, que por falta de pigmentación debido a la escasez de luz tiene un color blanquecino que se asemeja a la piel humana. En la antigüedad pensaban, debido al tipo de branquias que tiene, que era la cría de un dragón.El mismo sube a la superficie cuando crecen las aguas de la cueva. También hay otras especies como murciélagos, ratones, arañas, langostas, mariposas y caracoles de agua.

Cristina Feeny
[email protected]

9 de Julio (I)

He tenido la distinción, sin mérito alguno, de ser invitada al acto que realizó la Escuela del Barrio Nicolás IV de Yerba Buena con motivo del 9 de Julio. Había allí alegría, esa que se siente cuando las cosas salen bien después de mucho esfuerzo. Han desafiado el frío, las lluvias, las calles enlodadas y las instalaciones escasas y precarias. Pero allí estaban los maestros y los alumnos, nerviosos, pero contentos. No hubo nada que no hicieran las otras escuelas, pero era diferente, tal vez por el esfuerzo de padres, alumnos y docentes. Me imaginaba que en 1816 las cosas no habrán sido muy diferentes, el mismo barro en las calles, el mismo frío que llegaba a los huesos, que contrastaba con la generosidad de doña Francisca Bazán de Laguna, el amor a la Patria de nuestros patriotas y el pueblo sin saber qué pasaba. ¡Una escuela más haciendo Patria, con docentes que saben que no es fácil, pero siguen; con niños que no tienen todo, pero hacen! En fin, una escuela donde, como dice un cantautor, es.... “todo a pulmón”.

María Mercedes Paliza

[email protected]

9 de Julio (II)

Entre la polémica, lo más claro es que el país está viviendo una crisis de valores, y los que no se unen en esta fecha patria son los políticos, dirigentes y funcionarios. El pueblo es el único que tiene un verdadero patriotismo, amor y entrega a esta fecha en forma honesta, rogando por llegar a tener una mejor Nación. Nuestros auténticos héroes y defensores de la Independencia descansan en bien de un futuro digno y de grandeza. Los argentinos merecemos respeto.

Carlos Rubén Ávila

[email protected]

La ciudad de ayer y la de hoy

Es una suerte que hoy no estemos expuestos a la acertada mirada escrutadora y crítica del editor Robert Hat, según lo publicado por Carlos Páez de la Torre (h) en su nota titulada “Unas críticas de 1884”, en la sección “Apenas Ayer”. En dicha nota, podemos enterarnos de las certeras críticas acerca de los defectos de nuestra ciudad, que el citado editor publica en la edición del “Almanaque-Guía para Tucumán en el año 1884”. Es curioso que, exceptuando las críticas efectuadas en ese entonces sobre la falta de buenos hoteles, de buenos vinos y pastelerías, todas las demás quejas que describe, como el caos en el tránsito y el comportamiento “criollo” de los tucumanos, describen perfectamente lo que ocurre en la actualidad, con la diferencia de que si viniera hoy en día se vería obligado a agregar en su Guía, que el tráfico es mucho más caótico y que el mal olor reina sobre la ciudad. A lo cual se suma el nauseabundo olor de los innumerables desbordes de líquidos cloacales. También deberá agregar un capítulo sobre la falta de señalización en las rutas que ingresan a la Capital, el mal estado de las veredas, el peligro que constituyen las tapas mal colocadas de la SAT en las esquinas, y la cantidad de cajas plásticas destruidas de los medidores de agua, incluso en las peatonales recientemente inauguradas.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]

Aborto

Tan sólo con campear tímidamente sobre el proyecto de ley que en por estos días se objeto de debate en el Senado de la Nación, es fácil advertir la engañosa terminología que se utiliza. 1) En primer lugar, se coloca a modo de título “interrupción voluntaria del embarazo”, cuando en rigor de verdad debió decir “eliminación voluntaria de la vida intrauterina. 2) Luego, se habla de la “mujer o persona gestante”, dando a entender que se trata de dos naturalezas diferentes, como afirmando que la mujer no es persona o, que la persona gestante no puede ser una mujer. 3) Debido a la cantidad enorme de permisos para abortar, la eliminación del feto se puede producir hasta escasos segundos antes de que esta personita por nacer vea la luz. No puedo detenerme debido a la limitada extensión que admite esta sección, pero basta con leer los cuatro incisos que se proponen para reformar el Código Penal, donde se habla de vida extrauterina, con lo cual volvemos al principio; se trata de fulminar la vida intrauterina. 4) Los médicos no podrán manifestar al paciente consideraciones personales, religiosas o axiológicas, manejándose sólo como máquinas expendedoras de abortos. 5) La registración de los médicos como objetores de conciencia sólo será válida respecto al establecimiento en el que desarrollen su profesión, mas no en forma general. 6) Cada establecimiento deberá llevar un registro de los médicos objetores, debiendo informar del mismo a la autoridad de salud de su jurisdicción, con lo cual se legalizará la creación de verdaderas “listas negras”. 7) Se prohíbe la objeción de conciencia institucional. Existen, pues, otra infinidad de razones que serían muy largas de enumerar en una carta, pero si en lugar del color verde, las militantes del aborto utilizaran el color rojo, nos quedaríamos perplejos al observar cómo el mundo se va tiñendo del color de la sangre derramada de tantos inocentes. Y para terminar, y con el respeto que me merecen los legisladores, tan sólo les recordaría, aunque algo modificada, aquella frase que adquirió celebridad en otras latitudes y con otro objeto: ¡Es la vida, estúpidos!.

Francisco García Santillán

[email protected]

¿Propina o limosna?

¿Qué hacer en los casos en que el mozo me atendió mal, pero la comida estaba muy sabrosa?, ¿le entrego la propina y le digo “es para el cocinero, pero no te hagas quedar ni un peso, por atrevido”? ¿Me hará caso?. ¿Qué sucedería si con cada propina le dijéramos al mozo “no te hagas explotar por el dueño del bar, así no tienes que sufrir la humillación de esperar esta limosna?”

Juan Manuel Aragón

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios