La desigualdad de género se percibe con fuerza en el mercado laboral

Un estudio de Cippec da cuenta de que el 57,4% de las mujeres en edad activa está en el mercado; en los hombres la tasa es 79,5%. La comisión de Legislación del Trabajo de Diputados analiza un proyecto enviado por el presidente Macri.

09 Jul 2018
1

EN LO LABORAL, LO PRIVADO. Las mujeres consiguen más trabajos relacionados con tareas domésticas, educación, salud y comercio, según Cippec.

En busca de una mayor igualdad de género, la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación analiza el proyecto de Ley de Equidad de Género que envió el Poder Ejecutivo Nacional el 9 de marzo.

“Que el proyecto se discuta y avance es crucial: hay grandes brechas de género en el mercado laboral argentino, tanto en el acceso como en la trayectoria de las mujeres”, planteó el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) mediante un documento.

En el trabajo, se detalla que el 57,4% de las mujeres en edad activa participa del mercado de trabajo, en comparación con el 79,5% de los varones (según datos oficiales del cuarto trimestre de 2017). Además, las mujeres registran una mayor tasa de empleo en el sector informal (36,1%), de subocupación (12,4%) y de desempleo (8,8%) que los varones.

El documento de Cippec es elocuente respecto de las desigualdades que imperan en el sector laboral. Detalla que cuando entran al mercado de trabajo, las mujeres se emplean en rubros que reflejan las tareas que suelen recaer sobre ellas en la esfera privada, como las tareas domésticas (17,1%), la educación (14,2%), la salud (9,7%) y el comercio (16,5%). Esta segregación sectorial, según la entidad, se conoce como “paredes de cristal”. Recalca que también enfrentan mayores dificultades para alcanzar puestos de liderazgo: sólo el 3,7% alcanza puestos de dirección comparado al 5,8% de los varones. Son los “techos de cristal”, plantea, prejuicios y estereotipos que obstaculizan el desarrollo profesional de las mujeres.

Uno de los principales obstáculos que enfrentan las mujeres en su vida laboral es la maternidad. En los hogares con niños, ellas tienen hasta 20 veces mayor probabilidad de transitar a la inactividad que los varones. Según los últimos datos oficiales, ellas realizan casi el doble de trabajo de cuidado no remunerado que los varones, lo que dificulta su actividad laboral.

“La iniciativa del Poder Ejecutivo es una oportunidad para discutir estos temas y mejorar el proyecto oficial aunque sin dilatar la aprobación de una norma por la urgencia de los problemas que aborda”, sostuvo Gala Díaz Langou, directora del programa de Protección Social de Cippec.

El proyecto enviado por el Gobierno nacional busca mejorar el acceso y las trayectorias laborales de las mujeres de dos formas. Primero, modificando artículos de la Ley de Contrato de Trabajo que actúan como una barrera para una mayor y mejor participación laboral de las mujeres. Segundo, mejorando la conciliación de la vida laboral y familiar de las trabajadoras e incluyendo a los varones en el cuidado de los niños. “Varias medidas son positivas y otras podrían verse potenciadas con algunos cambios”, evaluó Díaz Langou.

El texto

Los cambios que propone y los que faltan:

• Se propone garantizar la igualdad y equidad de género en el acceso, la trayectoria y las condiciones laborales y en cuestiones salariales. “Este derecho ya es reconocido en la Constitución Nacional y por la Ley de Contrato de Trabajo. Por otra parte, las trayectorias laborales más erráticas de las mujeres se deben a las responsabilidades de cuidado y la existencia de normas sociales, estereotipos y prejuicios de género, cuestiones no abordadas plenamente por el proyecto”, sostiene Díaz Langou.

• Se plantea la igualdad salarial estricta, que también es un principio constitucional (“igual remuneración por igual tarea”). Faltaría agregar mecanismos que incentiven a las empresas a cumplirla, como un registro público de empresas incumplidoras y sanciones económicas (desde multas hasta no acceder a beneficios como políticas de promoción o no poder ser proveedor del Estado). “La combinación de penalidades económicas y visibilidad pública de las brechas salariales es lo que mejor funciona para lograr la igualdad”, enfatizó Díaz Langou.

• Se propone teletrabajar. “Que tanto mujeres como varones puedan pedir esta modalidad laboral debería ser un derecho de los trabajadores”, consideró la directora de Protección Social de Cippec.

• Se modifica el artículo de la Ley de Contrato de Trabajo que prohíbe la ocupación de mujeres en tareas penosas, peligrosas o insalubres. Sin embargo, se mantendrían ciertas prohibiciones por “razones excepcionales y objetivas” (se desconoce cuáles serían). Además, no aborda restricciones establecidas en otras leyes, como la Ley 11.317.

• Se extiende a 15 días la licencia por nacimiento de un hijo para los trabajadores que sean padres no gestantes. “Sería un avance con respecto a la situación actual, ya que ampliaría la licencia de padres y parejas homoparentales”, afirmó Díaz Langou. Sin embargo, no se establece si los costos relacionados con la licencia serían afrontados por la empresa en cuestión o por el Estado. “Garantizar que la seguridad social financiará las licencias y que serán obligatorias es crucial; si no, se corre el riesgo de que los trabajadores no accedan realmente al derecho”, señaló.

• Se amplía la licencia en caso de partos múltiples y se contemplan los de adopción. “Pero el período otorgado aún sería mucho más corto que el de las madres gestantes y así se mantendría la discriminación negativa que sufren las mujeres en el mercado laboral”, expresó la directora de Protección Social. Además, las licencias para los aspirantes a guarda con fines de adopción y para reproducción médicamente asistida deberían ser de días administrables y no corridos. En particular, la licencia por guarda también debería explicitar que los días son para cada niño.

• No se incluyen licencias familiares, utilizables por ambos padres de manera indistinta.

• No se incluye a los monotributistas.

• Se plantea la posibilidad de trabajar en modalidad de jornada reducida en caso de tener hijos de hasta cuatro años, con una remuneración proporcional. “Esto sería un avance en las posibilidades de las familias de articular sus responsabilidades de cuidado con una jornada laboral”, opinó Díaz Langou, quien considera que además la norma debería fomentar la adopción de esta modalidad por parte de los varones.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios