Murió Jean-Louis Tauran, el cardenal que anunció la elección del papa Francisco

Tenía 75 años y padecía la enfermedad de Parkinson. Una vida ligada al Vaticano.

07 Jul 2018
1

Jean-Louis Tauran se hizo conocido en nuestro país cuando anunció a Bergoglio como Papa. ARCHIVO

Jean-Louis Tauran, el cardenal francés que pronunció el nombre de Jorge Mario Bergoglio a continuación del tradicional "Habemus Papam", desde el balcón central de la Basílica de San Pedro tiene el honor de ser el protodiácono, murió la noche del jueves a los 75 años, anunció ayer el Vaticano.

El purpurado, que padecía la enfermedad de Parkinson, presidía el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso hasta el día de su fallecimiento. Tauran nacido en Burdeos en 1943 tenía dos pasiones: la labor diplomática y el diálogo entre las religiones.

El Papa llama a tomar acciones en la crisis del clima
El Papa llama a tomar acciones en la crisis del clima

Además, fue presidente de la Congregación para el Diálogo Interreligioso y responsable de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados. Entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1975. Hablaba más de ocho idiomas, pero la famosa frase que anuncia al mundo que hay un nuevo Papa la dijo en latín, la lengua oficial del Estado Vaticano.

"Annuntio vobis gaudium magnum: habemus papam! eminentissimum ac reverendissimum Dominum, Georgius Marius Dominum Sanctae Romanae Ecclesiae Cardinalem Bergoglio, Qui sibi Nnomen impossuit Franceso". ("Les anuncio con gran felicidad que ya tenemos Papa. Es el gran eminente y gran reverendo Jorge Mario cardenal de la Santa Iglesia Romana, Bergoglio, que recibe el nombre de Francisco").


El religioso estudió en la Pontificia Universidad Gregoriana, la Academia Pontificia Eclesiástica de Roma y el Instituto Católico de Toulouse. Es licenciado en filosofía y teología, y además es doctor en derecho canónico.

A partir de su nombramiento como Secretario de Relaciones con los Estados, de la Secretaría de Estado de la Santa Sede en diciembre de 1990, comenzó a desarrollar un papel de mediador o ministro del Vaticano. El 24 de noviembre fue nombrado archivero y bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, cargo desde el que debía supervisar los archivos secretos del Vaticano, además de la librería del Vaticano.

Comentarios