Pérdida de agua en República del Líbano 1.600-1.700

06 Jul 2018
1

Una vecina se queja por la pérdida de agua potable que existe en avenida República del Líbano, entre el 1.600 y 1.700 (foto superior). “Hace dos años que hago reclamos en la SAT cada vez que pago mi boleta del agua de más de $ 1.000. El caudal de agua (que corre por la avenida) viene desde cinco cuadras al Norte, donde desemboca desde otras calles”, señala. “Es una corriente de agua permanente, mientras los vecinos no tenemos presión en la red. Necesitamos ayuda; no sabemos a quién recurrir”, protestó.

Guarida para ladrones y alimañas


Pastos y yuyos demasiado altos (foto superior) conforman el panorama que rodea al predio que ocupa el arsenal militar Miguel de Azcuénaga, al norte de San Miguel de Tucumán. Una vecina se quejó por los pastos altos que inundan las veredas que dan sobre las calles 2 y calle 19, de Villa Mariano Moreno. “Lo más grave -afirma- es que entre los matorrales se suelen esconder los ladrones que merodean la zona, además de que entre los arbustos y matorrales se desarrollan alimañas de todo tipo”.

Desperdicios cloacales inundan avenida Líbano


“¡Esto es increíble! Materia fecal y basura se acumulan desde más de un mes en la zona de avenida República del Líbano al 900”, se queja un lector. “Los vecinos de la zona nos venimos quejando desde hace mucho tiempo. Nuestros reclamos son diarios, porque los vecinos nos turnamos para llamar y pedir una solución definitiva al problema”, cuenta uno de los damnificados. “Ni la SAT, ni la Municipalidad ni nadie del Gobierno provincial nos ayudan; respiramos aire contaminado, además de que debemos vivir encerrados en nuestros domicilios por los malos olores que flotan”, se quejó.

Aguas servidas cerca del parque Guillermina


A pesar de que a escasos metros de sus domicilios pueden gozar del verde que crece en el Parque Guillermina, los vecinos de calle Rufino Cossio, frente al paseo ubicado en avenida Mate de Luna, se quejan por las aguas servidas que subsisten en esa arteria. “Desde hace cuatro meses que esos desechos líquidos nos acompañan. A pesar de que reiteradamente nos quejamos a la SAT y al municipio capitalino, si es que tiene alguna responsabilidad, los operarios no aparecen a reparar la pérdida cloacal que hay en la zona”, protesta una vecina afectada por la contaminación ambiental.

Comentarios