Luego de las polémicas, la Casa Sucar empezó a funcionar como un museo

Alfaro encabezó la reinauguración del edificio de Salta al 500 y dijo que fue "una batalla" ganada por los vecinos.

05 Jul 2018
1

Alfaro festejó la preservación del histórico inmueble. LA GACETA/FOTOS DE DIEGO ARÁOZ

Luego de años en los que se sucedieron los pedidos de demolición, las manifestaciones populares para defenderla y un proceso de expropiación, la Casa Sucar abrió sus puertas esta noche.

El inmueble de Salta al 500, que se convirtió en un símbolo de la lucha por la preservación del patrimonio arquitectónico de la provincia, empezó a funcionar desde hoy como el Museo Casa de la Ciudad.

Cronología de un conflicto con final feliz para la casa Sucar

Durante el acto de inaugural, el intendete Germán Alfaro destacó la importancia de haber preservado el edificio y dijo que se escuchó las voces de los vecinos de San Miguel de Tucumán. "Las batallas son aún más lindas cuando se ganan", expresó.


La Casa Sucar había estado bajo amenaza de demolición desde 2012. Cuatro años después, a fines de 2016, se incrementaron las presiones de la empresa sobre la Municipalidad para que habilite la demolición. En medio de la tensión, el gobernador Juan Manzur sostuvo que la Provincia no iba a expropiarla.

Sin embargo, en febrero de 2017, el Concejo Deliberante de la capital sancionó la expropiación con 18 votos a favor. La Municipalidad invirtió alrededor de $ 4 millones con fondos propios para restaurar la vieja casona.

¿Con qué se encontraran los visitantes?

Entre los elementos que había que conservar sí o sí estaban los pisos. Los espacios de circulación dentro de la casa son de pisos calcáreos, la mayoría de los cuales se pudo recuperar. En el gran hall de entrada, en cambio, se mandó a construir calcáreos nuevos, pero con las mismas técnicas tradicionales.

En las habitaciones se conservó el piso de pinotea suspendida, con su singular sistema de ventilación. Este elemento ha sido una de las premisas en el trabajo de conservación.

El jardín es uno de los grandes emblemas de esa propiedad. Todo en la casa gira en torno a los patios trasero y delantero, y de los corredores verdes laterales. En la parte trasera se planea montar una gran sala de exposiciones donde se puedan mostrar manifestaciones de arte contemporáneo. Además, está proyectado montar un café y una tienda de regalos del museo.

Comentarios