La casa Sucar abre sus puertas como museo: 10 claves parar recorrerla

Se llama Casa Museo de la Ciudad y cuenta la historia de la capital tucumana desde la primera fundación hasta la década de los 80. Es un lugar para reconocerse y sentirlo como propio. Hoy a las 19 será la inauguración oficial.

05 Jul 2018

1- La restauración

El patrimonio más valioso de la nueva Casa Museo de la Ciudad es, precisamente, la casa. Que esté en pie es una batalla ganada por los tucumanos en las calles. Y la Municipalidad se encargó de restaurarla y dejarla lo más parecido posible a la construcción original de 1924. “Buscamos conservar los valores singulares de la casa, a partir de estudios y recomendaciones del Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura. Fue un trabajo arduo, pero se logró recuperar gran parte de esos elementos”, explicó Marcelo Beccari, jefe del Departamento de Planificación Urbana del municipio y arquitecto coordinador del proyecto.

2- Una casa de puertas abiertas

“El objetivo no es que vengan a conocerla como novedad y no vuelvan nunca. Es una casa del pueblo, de puertas abiertas, para que la gente venga, la recorra y se quede. Que la tome como propia. Por eso pensamos espacios que invitan a quedarse”, resumió el museólogo Gabriel Miremont, a cargo del planteo museológico de la casa.

3- 10 espacios

Desde la primera fundación y el traslado de San Miguel de Tucumán hasta la década de los 80, y una sensación de tiempo continuo, no quebrado. Eso deja el recorrido por unos 10 espacios que no son únicamente salas estancas, porque hasta los pasillos de la Casa Museo de la Ciudad tienen cosas para contar, ver, y descubrir.

4- Naturaleza y ciudad

Una de las salas más llamativas es la que habla de la naturaleza en la ciudad. Porque antes de los edificios y las casas, estaban los pájaros y los árboles. Con el aporte de la Fundación Miguel Lillo, Miremont reconstruyó con láminas y animales embalsamados la fauna que estuvo presente y que se reacomodó a la nueva configuración de la ciudad.

5- Detalles que conmueven

En la casa Sucar no se puede dejar de mirar. Cada uno de los detalles de esa casona del movimiento modernista conmueven y encierran su propio mensaje. Especial trabajo tuvieron las emblemáticas molduras en paredes y techos, en su gran mayoría originales y algunas reconstruidas por artistas locales.


6- Los pisos

Entre los elementos que había que conservar sí o sí estaban los pisos. Los espacios de circulación dentro de la casa son de pisos calcáreos, la mayoría de los cuales se pudo recuperar. En el gran hall de entrada, en cambio, se mandó a construir calcáreos nuevos, pero con las mismas técnicas tradicionales. En las habitaciones se conservó el piso de pinotea suspendida, con su singular sistema de ventilación. Este elemento ha sido una de las premisas en el trabajo de conservación.

7- Interactivo

En uno de los espacios del museo los visitantes podrán llevarse un recuerdo digital en sus teléfonos celulares. Un gran panel interactivo muestra fotos de la ciudad que pueden ser compartidas por bluetooth en los dispositivos móviles. Es una forma moderna de mostrar datos históricos y conseguir más interacción con los públicos que se acerquen al nuevo museo.

8- Un centro de información

Además de una visita con fines turísticos, la intención de la Municipalidad es convertir la Casa Museo de la Ciudad en un centro de referencia histórica de la capital tucumana, que sirva para aportar información precisa para estudios e investigaciones.

9- Audiovisuales

Escondida entre las salas, una escalera conduce al viejo almacén de la casa original. Ahí ahora hay una sala audiovisual que invita a quedarse y a descubrir datos sobre la historia de Tucumán. En otra de las salas se muestra un video con opiniones de tucumanos sobre la ciudad: desde catedráticos y artistas hasta camareros tienen algo para decir de la ciudad en la que viven.

10- A futuro: el toque contemporáneo

El jardín de la casa Sucar es uno de los grandes emblemas de esa propiedad. Todo en la casa gira en torno a los patios trasero y delantero, y de los corredores verdes laterales. En la parte trasera se planea montar una gran sala de exposiciones donde se puedan mostrar manifestaciones de arte contemporáneo. Además, está proyectado montar un café y una tienda de regalos del museo.

En Esta Nota

Casa Sucar
Comentarios