Burocracia y negocios

05 Jul 2018

Cuando hay irregularidades en las oficinas públicas que afectan a los usuarios, se piensa en ineficiencia de los funcionarios o los empleados públicos y también en corrupción. Se supone que mantener la estructura burocrática ayuda a que se den prácticas corruptas o negociados en los que alguien sale beneficiado, mientras los usuarios -la comunidad en general- se perjudican porque tienen que pagar por el servicio o por el tiempo que pierden para obtener lo que necesitan en la oficina pública. De esto se habló ayer cuando se diseñó la portada, a partir de la investigación del ciclo “Panorama Tucumano” sobre la venta de turnos para la Anses. El asunto había tenido fuerte repercusión la semana pasada y ahora la pesquisa de los periodistas ahonda en detalles del problema, que las autoridades investigan sin que por ahora se avizore una salida.

Comentarios