El Mundial de las marcas

05 Jul 2018

NOEL RANDEWICH | REUTERS

En un Mundial que se está destacando por sus sorpresas, Nike está a punto de derrotar a su archirrival, el gigante del fútbol Adidas, en la disputada batalla por el patrocinio de las camisetas de las selecciones.

El símbolo “swoosh” de Nike decora la indumentaria de Brasil, Francia e Inglaterra, los equipos presentes en cuartos de final que más probabilidades tienen de ganar el Mundial según las casas de apuestas, además de Croacia.

Por su parte, la firma deportiva alemana Adidas tiene a Bélgica, Rusia y Suecia entre los ocho mejores, mientras que a Uruguay lo viste Puma.

Los logros combinados de las selecciones de Nike en Rusia implican un gran éxito para la marca estadounidense, que busca incrementar sus ventas globales relacionadas con el fútbol, que superaron los 2.000 millones de dólares en el año fiscal 2018.

“Aunque Adidas domina las ligas europeas y la liga profesional de Estados Unidos, es obvio que cualquier cuota de mercado que Nike pueda obtener en un deporte no tradicional en Estados Unidos sólo puede ser bueno para el precio de la acción y la marca”, señaló Jake Dollarhide, presidente ejecutivo de Longbow Asset Management en Tulsa, Oklahoma.

Las marcas deportivas suelen vender la mayor parte de sus productos antes del Mundial, pero el éxito de un equipo sobre la cancha puede generar una demanda extra de artículos adornados con sus emblemas y colores.

Nike vistió a más selecciones que Adidas por vez primera en Brasil en 2014 y ahora fue la elegida por 10 selecciones. Adidas se recuperó este año, patrocinando a 12 de las 32 escuadras participantes, incluidos favoritos tempranamente eliminados como Alemania y España, además del anfitrión, Rusia.

El torneo dio un giro desastroso para la firma germana el miércoles, con la inesperada salida del campeón defensor, Alemania. Las acciones de Adidas cayeron un 2,7 por ciento el día siguiente.

En 2014, Alemania representó un tercio de las casi 9 millones de camisetas vendidas por Adidas, escribió Christopher Svezia, analista de Wedbush, en una nota reciente a sus clientes, con un incremento del 10 por ciento de estas ventas como consecuencia de su victoria final en el torneo.

Destacados equipos de Adidas como Argentina y España fueron eliminados. Asimismo, México perdió ante Brasil. Antes del Mundial, Adidas minimizó el potencial efecto en las ventas debido a la tibieza de la economía rusa. No obstante, el torneo sigue siendo una gran oportunidad para la firma alemana, uno de los siete socios de la FIFA y proveedor del balón oficial desde 1970.

Además de la indumentaria, el auspicio de grandes jugadores es fundamental para la promoción de los botines. Nike esperaba que el 60 por ciento de los jugadores presentes en Rusia usara sus productos.

Comentarios