Video: cómo es la cueva donde quedaron atrapados 12 niños de Tailandia

La gruta Tham Laung-Khun Nam Nang tiene 10 kilómetros de longitud. Por el momento se desconoce cómo y cuándo los rescatarán. Podrían pasar meses sin ver la luz del día.

04 Jul 2018

El mundo está conmocionado por los 12 adolescentes y su entrenador que quedaron atrapados en Tham Laung-Khun Nam Nang, una cueva de unos 10 kilómetros de longitud luego de una práctica de fútbol. Luego de más de 10 días de búsqueda lograron ubicarlos, pero se desconoce cómo y cuándo podrán rescatarlos.

Los niños atrapados en cueva de Tailandia están aprendiendo a bucear

El mayor operativo de rescate de la historia de Tailandia ya tuvo su primer éxito: hallaron a todos con vida. El gran desafío ahora es sacarlos de allí. Una de las opciones es drenar los túneles a la espera de que retrocedan las inundaciones; la otra, es enseñarles a bucear como profesionales para que puedan salir en unas condiciones complejísimas incluso para los expertos. Hay estimaciones que apuntan a que podrían pasar meses antes de que vuelvan a ver la luz del día, informó el diario español "El País".


En Tailandia analizan convertir la cueva en una atracción turística

Los chicos tienen entre 11 y 16 años, mientras que el entrenador, 25. Los jóvenes se refugiaron de las precipitaciones en la cueva tras un entrenamiento de fútbol, pero se vieron sorprendidos por una inundación: tuvieron que internarse profundamente para salvarse. Fueron localizados el lunes por buzos británicos.


Del operativo de rescate participan unas 1.000 personas de más de 10 países.

Por el momento, los niños y adolescentes están aprendiendo a bucear para estar preparados en caso de que sea necesario que lo hagan durante su rescate.

Llegó comida para los chicos atrapados en la cueva

En tanto, los adolescentes y su entrenador saludaron a la opinión pública por primera vez en un video publicado hoy. En el clip publicado en la página de Facebook de la unidad SEAL tailandesa, saludan con la mano y se presentan uno por uno.

Envueltos en mantas isotérmicas y acompañados por miembros de la unidad de élite SEAL, cada uno de los jóvenes hace el tradicional saludo tailandés, que consiste en juntar las manos, y dice su nombre.

Parecen estar en buenas condiciones de salud y de buen ánimo, pese a haber estado nueve días sin comida antes de ser descubiertos el lunes por buzos británicos.


En Esta Nota

Tailandia
Comentarios