Mariel le canta a su Tucumán amado

La artista volvió a radicarse en Buenos Aires, pero se ilusiona con retornar a la provincia.

04 Jul 2018
1

A PLENA VOZ. Haydeé Mariel interpretará tango y zamba en Casa Managua.

ACTÚA MAÑANA

• A las 22 en Casa Managua (San Juan 1.015).

Confiesa que extraña mucho la provincia y que se ilusiona con regresar definitivamente a esta tierra, pero hasta entonces sólo estará de paso. En este viaje, Haydeé Mariel quiere volver a pisar los escenarios locales y sacarse el gusto de cantarle a “mi Tucumán amado”, como lo hará mañana en Casa Managua, con el acompañamiento de Francisco Santamarina en la guitarra.

“Siento mío a Tucumán y no pierdo la esperanza en volver a radicarme acá. Antes debo terminar las actividades y los compromisos tomados en Buenos Aires, con una grilla de conciertos y de enseñanza que me insume bastante tiempo”, sostiene en un contacto con LA GACETA, en el que adelanta que el repertorio que interpretará estará integrado por composiciones folclóricas y tangueras.

Las zambas tucumanas ya forman parte ineludible de sus canciones. “Voy regando otros lugares de las creaciones norteñas, y en todas mis presentaciones hablo de mis amigos y admirados sembradores de música y poesía como Rubén Cruz, Néstor Poli Soria, Lucho Hoyos y Dardo Solórzano, entre otros. Me encanta la reacción, las caras y las lágrimas del público emocionado con las historias que relato. En este espectáculo, aparte de los temas que me emocionan, recorreré los que siempre me piden y recuerda la gente”, anticipa.

Mariel elogia a Santamarina, su compañero en el escenario: “es un amigo, un tremendo guitarrista y un talentosísimo músico con quién disfruto cada momento, porque nos entendemos mágicamente”. Junto a ellos, actuará también el dúo Tafinando.

“Estoy comprometida con los ritmos del interior tanto en la enseñanza del canto como en la elección del repertorio. Soy como muchos otros artistas, que no nos doblegamos ante el aplauso fácil o la distracción pasajera del elogio. Y aunque me cueste toda la vida, intentaré abrir pensamientos y emociones, porque quiero demasiado a la humanidad”, agrega.

La visita de Mariel la llevará a reencontrarse con los cerros que añora y que busca infructuosa en las nubes que ve pasando por la bocacalles de la Capital Federal. El sábado irá a Amaicha del Valle y de allí a Santa María, donde dará una clínica de desarrollo, cuidado y técnica vocal. Por la noche, y entre los colores calchaquíes, ofrecerá otro recital, esta vez acompañada por Yaro Carreras. “En cada momento, estará mi corazón”, concluye.


Comentarios