De Tucumán a Bariloche en menos de tres horas

Desde hoy habrá dos vuelos semanales a través de Latam. Durante la temporada de invierno saldrán los martes y los sábados.

03 Jul 2018

Comer curanto en Colonia Suiza, pasear por el centro cívico, compartir una merienda con chocolate caliente y alfajores, cenar con una vista majestuosa del lago Nahuel Huapi, subir a la cumbre del Cerro Catedral para esquiar o jugar con la nieve en familia son algunas de las tantas opciones que ofrece Bariloche en temporada invernal.

Desde hoy, en menos de tres horas, Tucumán se une a San Carlos de Bariloche, a través de Latam. A las 16.25 tiene previsto partir el primer vuelo desde el aeropuerto internacional Benjamín Matienzo hacia la Patagonia, donde aterrizará a las 19.10. De este modo, los tucumanos dispondrán de dos vuelos por semana, sin tener que hacer escala en Buenos Aires. El segundo vuelo se hará los sábados con un despegue de Tucumán a las 9.15, mientras que la vuelta fue programada a las 11.15.

Hasta ayer, los tucumanos que querían viajar a Bariloche debían pasar por una escala previa en Aeroparque, en la Ciudad de Buenos Aires. Ese periplo demandaba entre cinco y siete horas de vuelo, con la espera y el cambio de avión incluidos. En cambio, ahora se puede hacer un vuelo directo.

El aumento de conectividad aérea con Tucumán y la nieve temprana parecen ser los motivos para que Bariloche comience a palpitar una de sus mejores temporadas de invierno. Es el destino más elegido por los argentinos para las vacaciones que inician en julio.

Más turistas

Tanto en el sector privado como en el público coincidieron en augurar que la temporada invernal tendrá más turistas y mejores condiciones para reactivar la economía barilochense. “No sólo esperamos un aumento interanual del turismo nacional que consideramos será más del 10%, sino también del turismo brasileño que será de alrededor del 15% y hasta 20%”, explicó Diego Piquin, director ejecutivo del Ente Mixto de Promoción Turística de Bariloche (Emprotur). El mapa de la conectividad de Bariloche tuvo un cambio radical en los últimos años. De tener sólo frecuencias a Buenos Aires, y eventualmente a algún otro destino, el nuevo esquema, con Tucumán incluido, abrió un abanico que para este invierno será histórico.

“La frecuencia aérea es un elemento fundamental para la promoción del destino -aseguró Piquin-; por eso creemos que este año tenemos muy buenas expectativas”, agregó.

Con la confirmación de los vuelos a Bariloche, el aeropuerto tucumano contará con cuatro destinos de cabotaje: Buenos Aires (Aeroparque, Ezeiza y El Palomar), Córdoba (diarios y todo el año), Bariloche (durante el invierno) y Mar del Plata (durante el verano). Además, desde 2017, la firma Latam une Tucumán con Santiago (Chile) y Lima (Perú), mientras que desde el 2 de junio de este año sumó la ruta aérea Tucumán-Sao Paulo (Brasil).

A bordo de Airbus 320, con capacidad para 168 pasajeros, el vuelo demandará dos horas y 45 minutos para unir la capital tucumana con la ciudad rionegrina, uno de los principales centros turísticos de la Patagonia argentina.

Hoy llegará a Tucumán, Rosario Altgelt, CEO de la filial argentina de la compañía Latam, para inaugurar la nueva frecuencia semanal junto al titular del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina.

Quienes se decidan por un descanso entre las montañas nevadas, los ríos cristalinos, y las variedades de chocolates, la opción está desde hoy en un vuelo directo que sale los martes y los sábados desde el Benjamín Matienzo.

Comentarios