Testimonios a favor y en contra desde los concejos del interior

Advertencia por escrito a la Legislatura.

01 Jul 2018

Sergio Castillo es el presidente del Concejo Deliberante de Concepción. En agosto de 2015 se presentó como candidato mediante un partido municipal llamado “Concepción en Acción”. Fue acoplado a la postulación como intendente del oficialista Franco Morelli, que perdió ante el actual jefe municipal, Roberto Sánchez (Acuerdo para el Bicentenario). Y aunque el edil integra el espacio político que responde al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, admite que la anunciada eliminación de las agrupaciones municipales y comunales podría perjudicarlos.

“La verdad, creo que este proyecto sí afecta por que quita la posibilidad de que la gente tenga varias opciones de elegir por quién quiere ser representado”, resumió el concejal peronista. “Espero que quienes nos dedicamos a la política y trabajamos en favor de la gente tengamos la posibilidad de estar incluidos en alguna lista que nos permita seguir estando a la par de la gente”, anheló Castillo en diálogo con LA GACETA.

En el interior, de las 22 bancas obtenidas por partidos municipales, la mayoría responde al oficialismo provincial. Incluso hay reconocidos referentes del Partido Justicialista que apelaron a los sellos locales para imponer postulantes de su entorno. En Famaillá, por ejemplo, resultó electa Nataly Orellana por “Nueva Esperanza”. La concejala es hija del diputado José Fernando Orellana. En Monteros, por caso, el edil Juan Ruiz Moreno es uno de los hijos del vicepresidente primero de la Legislatura, Juan Antonio Ruiz Olivares. El joven resultó electo mediante el partido “Por el buen Camino”.

Sergio Daniel Osores es concejal de Famaillá, y en 2015 se presentó por la agrupación municipal “Juventud en Acción”. Casualmente, este partido fue declarado caduco ya por la Junta Electoral Provincial. Osores disiente con el concepcionense Castillo, y asegura que la propuesta que debatirá la Legislatura este miércoles será beneficiosa porque limpiará los cuartos oscuros. “Creo que es un cambio beneficioso porque es mucha la cantidad de acoples que hubo en las elecciones de 2015. Si bien es verdad que yo salí electo por un partido municipal, es mejor depurar primero. Creo que mejora las elecciones y transparenta el proceso, porque al reducir los acoples habrá que hacer internas. Que la gente decida si cada candidato merece competir”, remarcó Osores.

Diferente es la visión de los concejales de Yerba Buena Marcelo Rojas y José Macome, electos por el partido “Compromiso Yerba Buena”. “Si sancionan esa ley, nos vamos a quedar sin partido a pesar de la amplia representación que tenemos en el municipio”, dijo Rojas. El viernes, presentaron una nota a la Legislatura advirtiendo que la norma puede ser inconstitucional.

Comentarios