Argentina sigue los pasos de Alemania

Los dos finalistas de Brasil 2014 quedaron eliminados.

01 Jul 2018
1

TRISTEZA. Messi y Banega no le encontraron explicación a la eliminación argentina. REUTERS

KAZAN.- La eliminación de Argentina ante Francia en octavos de final estableció una singular marca: por segunda vez desde 1986, el campeón y el finalista de la Copa del Mundo anterior quedaron eliminados en el siguiente Mundial antes de los cuartos de final.

Alemania, que en Brasil 2014 le había ganado al equipo de Lionel Messi para levantar el título, quedó rápidamente fuera de Rusia en la fase de grupos. El combinado nacional, por su parte, no pudo hacerle frente al poderío que mostraron Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y los “bleus”: cayeron por 4 a 3 y se despidieron pronto, en octavos de final.

En la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, Italia, que venía de levantar su cuarto título mundial, apenas había podido defenderlo en la fase de grupos; al igual que Francia -el otro finalista de Alemania 2006-, que en medio de los escándalos del plantel tampoco pudo avanzar a la segunda ronda.

Los octavos y los cuartos de final se instauraron a partir del Mundial de México 86. Desde entonces, sólo en estas dos ocasiones se había dado la eliminación prematura del campeón y del subcampeón en la siguiente Copa del Mundo.

Italia, que había ganado el Mundial de España 82, quedó fue en los octavos de final de México. Pero Alemania, que había terminado segundo en 1982, alcanzó la final del 86 -cayó ante la Argentina-. En Italia 90, los protagonistas de la final de cuatro años antes volvieron a chocar en el partido consagratorio, con revancha de los “germanos”.

En Estados Unidos 94, el campeón defensor resultó eliminado en cuartos, mientras que la Argentina se despidió en octavos del Mundial en el cual a Diego Maradona “le cortaron las piernas”. En Francia 98, Brasil, que había alzado el trofeo en EEUU, volvió a disputar la final; en tanto, Italia, subcampeón del 94, llegó hasta cuartos de final.

En 2002, Francia, que había sido profeta en su tierra cuatro años atrás, quedó fuera en fase de grupos; pero Brasil, el segundo del Mundial “galo”, fue campeón en Corea-Japón.

En Alemania 2006, Brasil se despidió recién en cuartos; Alemania, incluso, sobrevivió más: salió tercero. En 2014, España, que había sido campeón en Sudáfrica, no superó la fase clasificatoria; pero Holanda, por entonces subcampeón, obtuvo el tercer lugar.

Comentarios