Jaldo optó por el silencio, pero Alperovich igual recibió críticas

“Estoy priorizando lo institucional”, afirmó Legisladores de la oposición cruzaron al ex mandatario por mostrarse en contra de los acoples, instaurados en su gestión.

30 Jun 2018
1

EN CAMPAÑA. Alperovich realiza recorridas diarias por barrios y pueblos. twitter @JAlperovichOk

Las declaraciones del senador nacional por el PJ y ex gobernador, José Alperovich, sacudieron el tablero de la política local.

En plena misión oficial por Europa del gobernador, Juan Manzur, su antecesor le reveló el jueves a LA GACETA que hace un año no tiene relación con el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, y advirtió que “nadie” puede prohibirle postularse en 2019 para tratar de recuperar el sillón de Lucas Córdoba.

Si bien Jaldo trató de “gambetear” un posible conflicto en el oficialismo, alegando responsabilidades institucionales, legisladores de la oposición cruzaron a Alperovich por sus dichos sobre el sistema de acoples.

“Ustedes saben que hoy (por ayer) estoy a cargo del PE interinamente. Soy gobernador de todos los tucumanos, inclusive del senador Alperovich. Le tengo un gran respeto, y no voy a hacer declaraciones sobre el tema. Estoy priorizando lo institucional. Pero seguro vamos a intercambiar opiniones. En este momento no puedo responder políticamente”, afirmó ayer Jaldo, en rueda de prensa, tras un acto de entrega de dos unidades a bomberos voluntarios de El Manantial y la habilitación de tres cuadras de aslfato en esa localidad.

Ante la insistencia de los periodistas, Jaldo pidió que le tengan “un poquito de paciencia”. E insistió en remarcar su “respeto” hacia Alperovich. “Está en su derecho de opinar y es una más de las opiniones que tenemos. Pero no quiero hacer referencia a esas declaraciones. Dejen que vuelva al cargo que me votó la gente; como se opinó de mi partido (el PJ), no tengan dudas de que voy a hablar al respecto”, advirtió el vicegobernador.

Dichos y repercusiones

El jueves, en el programa “Las 12 en 30”, de LG Play, Alperovich lanzó varios mensajes políticos. “Si quiero ser (candidato a gobernador) y Manzur (también) quiere ser, podemos ser los dos. El irá por un lado y yo por otro”, afirmó Alperovich. Aclaró que eso debería dirimirse a mediados del año próximo. Además, reconoció que se equivocó al instaurar el sistema de acoples, incluido en la reforma que él impulsó en 2006, y se mostró a favor de la aplicación del voto electrónico en la provincia.

En diálogo con LA GACETA, varios legisladores criticaron al senador por estos dichos.

“Su descaro supera todos los límites, ya que hizo hacer una Constitución a su medida para perpetuarse en el poder, con artículos transitorios que le permitieron ser el único mandatorio favorecido con dos reelecciones. Transformó los comicios en una triste feria donde se podía vender o comprar lo más sagrado que tiene un ciudadano: la libre voluntad para elegir representantes”, indicó Fernando Valdez (UCR). Y añadió: “en política uno está preparado para no sorprenderse con nada, pero Alperovich es capaz de superar cualquier nivel conocido de hipocresía”.

José Canelada, también de la UCR, aseveró que “los tucumanos no comemos vidrio”. “Manzur, Jaldo y Alperovich son lo mismo. Mientras los tucumanos padecemos a diario la inseguridad, ellos juegan al juego de la silla para ver qué lugar ocuparán en las próximas elecciones”, manifestó el jefe del bloque radical de la Legislatura.

Eudoro Aráoz, integrante de la UCR, se sumó a las dudas sobre la veracidad de los dichos del ex gobernador. “Falsamente, Alperovich pretende ponerse ahora el traje de opositor y reniega de los ‘acoples’, Pero ese sistema le sirvió para mantener el poder a costa de destruir el sistema de partidos políticos”, sostuvo.

Alberto Colombres Garmendia (PRO) manifestó que “resultan muy poco creíbles” las palabras del senador. “Él mismo creó y fogoneó durante años ese adefesio de los acoples, a los que financió económicamente para su rédito político y personal”, sostuvo el macrista. Y agregó: “siempre fue consciente que su creación terminaría siendo lo mismo, o incluso un sistema peor que la denostada ‘ley de Lemas’”.

Comentarios