Francia llega a los octavos de final sin brillar, pero sin desgaste

El seleccionado francés, rival argentino el sábado, llegará con la ventaja de haber tenido una primera ronda tranquila.

28 Jun 2018
1

UN GOLEADOR TEMIBLE. Olivier Giroud es una de las principales armas que tiene el seleccionado francés en el ataque. REUTERS

Francia no ofreció un fútbol brillante ni mucho menos en la primera fase del Mundial, pero aguarda al conjunto argentino confiada en su talento y con la ventaja de no haber sufrido tanto desgaste en la ronda inicial. Aunque también con mucho respeto por la “Albiceleste”.

“Tener a los jugadores frescos es muy importante”, reconoció el DT Didier Deschamps tras el empate 0-0 ante Dinamarca, en Moscú, un encuentro en el que reservó seis futbolistas de los que vieron acción en la victoria ante Perú.

“Sabíamos que debíamos jugar en cuatro días, no en cinco”, explicó sobre el poco margen de recuperación para el duelo del sábado, en Kazán, ante Argentina, por los octavos de final. “Ahora comienza la segunda fase y tenemos muchas ambiciones”, agregó Deschamps.

Mientras Javier Mascherano acababa ensangrentado ante Nigeria, Kylian Mbappé, Paul Pogba, Blaise Matuidi, Samuel Umtiti o el arquero Hugo Lloris miraban tranquilamente desde el banco el insulso empate ante los daneses. Francia ya tenía asegurada la clasificación tras sus victorias ante Australia y Perú, y frente a Dinamarca se aseguró el primer puesto con un empate de mutua conveniencia que generó abucheos del público.

El equipo de Deschamps logró una fácil clasificación, pero no enamora con su fútbol. “Estamos con lo nuestro; haciendo nuestro juego”, señaló Antoine Griezmman, la principal figura de Francia. “Lo siento si no tenemos un fútbol para disfrutar, pero es lo que hay”, respondió el jugador de Atlético de Madrid tras los silbidos del público.

Francia anotó tres goles en la primera fase y en general no llegaron por vías ortodoxas: uno fue un tanto en contra de Australia, otro un penal convertido por Griezmann tras la intervención del VAR y el restante, frente a Perú, llegó por intermedio de Mbappé.

“El primer partido pudo haber sido mejor. El segundo mejoramos y en el tercero tuvimos muchos jugadores nuevos”, se justificó el entrenador tras el 2-1 a Australia, el 1-0 a Perú y el 0-0 con Dinamarca. “Hay margen para mejorar. Este es un torneo difícil para los favoritos”, indicó.

Más allá de que Argentina no llega en su mejor momento, los franceses sienten un gran respeto por el equipo de Messi. El volante Steven N’Zonzi destacó la calidad de la “Pulga”, pero se mostró confiado. “Sabemos muy bien que Messi es uno de los mejores del mundo, pero tenemos un equipo sólido”, dijo el jugador de Sevilla. En Francia ya tomaron nota de que el crack de Barcelona parece haber despertado en Rusia. “Messi empezó su Mundial”, señaló la revista “France Football”. “Y el sábado desafía a Francia”.

Comentarios