La muralla "anti Ronaldo": Godín y Muslera encabezan la defensa de Uruguay

27 Jun 2018
1

LO CONOCE DE MEMORIA. Diego Godín juega en Atlético de Madrid y enfrenta a CR7 cada vez que se juega el clásico. reuters

Difícil imaginar un rival más incómodo para Cristiano Ronaldo. En los octavos de final frente a Uruguay, el sábado, el portugués tendrá que abrirse hueco entre una de las defensas más sólidas del torneo si quiere seguir aumentado sus goles.

El plantel dirigido por Oscar Tabarez puede tener sus estrellas más reconocibles en Luis Suárez y Edinson Cavani, los dos máximos anotadores históricos de Uruguay, pero si avanzó a octavos de final como primera de grupo -pleno de tres victorias, cinco goles a favor y ninguno en contra- es en gran parte gracias al muro que tiene atrás. En esa línea está el corazón del equipo: Diego Godín. El central, capitán y referente del plantel se ganó en Rusia incluso los elogios de Diego Maradona. “¡Godín es crack! Defiende; manda; hace goles; sale campeón; no falta un partido”, comentó el argentino sobre el marcador central “celeste”.

Con más de 100 partidos como internacional, el jugador de 32 años tiene al lado a José María Giménez. El central de 23 años se confirmó en el Mundial como relevo natural de Godín con un símbolo: si el capitán marcó el último gol uruguayo de Brasil 2014, “Josema” hizo el primero en Rusia 2018. Ambos de cabeza: un aviso para Portugal.

Que los dos centrales uruguayos sean también los de Atlético de Madrid puede generar sensaciones encontradas a Ronaldo. Por un lado, lo conocen más que ninguna otra defensa del Mundial. Por el otro, son nombres que inspiran al portugués de Real Madrid, máximo goleador histórico del derby madrileño con 22 tantos. El propio Godín destacó la potencia defensiva como mayor fortaleza uruguaya. “Es una de las virtudes y principales características que tenemos como equipo: hacernos fuertes desde la parte defensiva”, señaló después de la goleada por 3-0 a Rusia.

Los atacantes que superaron esa red formada por Godín, Giménez y otros defensores como Guillermo Varela, Martín Cáceres o Gastón Silva se estrellaron contra un segundo muro: Fernando Muslera. El arquero del Galatasaray, de 32 años, tuvo que intervenir siete veces en el torneo y las siete respondió. Mantuvo el arco invicto en tres partidos y tiene una eficacia del 100 por ciento en sus acciones.

Ante Rusia, Muslera jugó además su partido número 100 como internacional y se convirtió en el jugador uruguayo con más actuaciones mundialistas, 14: experiencia y solidez para un arquero en racha.

“Es un logro muy importante no haber recibido goles”, celebró Tabarez. La última vez que Uruguay lo logró en la fase de grupos fue en Sudáfrica 2010, la mejor actuación de La Celeste en un Mundial desde México 1970 con un cuarto puesto en ambas ediciones.

Comentarios