Llega a Netflix un éxito australiano

“Secret city”, un thriller político con la actriz de “Mindhunter”, es otro fenómeno de la pantalla.

27 Jun 2018
1

CONSPIRACIÓN. Una periodista indaga en una trama política criminal.

La tensión entre China y Estados Unidos convierte a Australia en una pieza estratégica clave. En la capital australiana, la periodista política Harriet Dunkley (Anna Torv) se topa casualmente con el caso de un joven que aparece muerto a orillas de un lago. Ella tiene la sensación de que hay algo raro, así que empieza a indagar, y pronto descubrirá una conspiración política al más alto nivel. Esa es la trama de “Secret city” (o “La ciudad de los secretos”), una miniserie de seis capítulos que fue un resonante éxito en su país y que desde ayer está disponible en Netflix.

Tan aclamada fue la miniserie que ya se está filmando la nueva temporada, titulada “Secret city: under the eagle (bajo el águila)”. La primera se basó en las novelas “The narmalade files” y “The mandarin code”, escritas por Chris Uhlmann y Steve Lewis.

Para la actriz australiana Torv, este protagónico la consolida como una cara conocida entre las series top, como “Fringe” (policial de ciencia ficción), “The Pacific” (bélica) y “Mindhunter” (policial). Sobre esta última, la crítica prodiga elogios y se la considera una de las mejores propuestas de Netflix.

Mentes criminales

“Mindhunter” -cuya segunda temporada se verá en 2019- es dirigida por David Fincher (“Seven, pecados capitales”) y plantea una mirada más psicológica de los homicidas, por parte del protagonista, que cuestiona las rígidas estructuras del FBI. Una postura que en la década del 70, época en que se ambienta la trama, le hace difíciles las cosas al joven Holden. Junto con el veterano Bill intenta desentrañar la razón por la cual se cometió un asesinato, como una vía para llegar a saber quién es el autor. La dupla recuerda a la que formaban Brad Pitt y Morgan Freeman en “Seven”.

Uno de los debates centrales es si asesino se nace, o se hace. Pero pretender indagar en el pasado del criminal para comprender las causas de su comportamiento, ¿equivaldría a justificarlo o compadecerlo? Fincher propone la existencia de una verdad alternativa a lo obvio, así como la importancia de la historia familiar y los patrones de conducta, para llegar a ella.

Comentarios