Suspendieron por 60 días más a Hassan y evalúan las posibles sanciones

El docente acusado de violencia contra las mujeres podría ser exonerado de su cargo en la UNT.

26 Jun 2018

Luego de cumplir el primer mes de sanción, el odontólogo Eduardo Hassan fue suspendido por 60 días más, durante los que la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) deberá analizar las medidas que se tomarán contra el docente acusado de violencia contra las mujeres.

En total, Hassan permanecerá apartado de su cargo en la Facultad de Odontología por 90 días, que es el máximo plazo de suspensión de la institución, que ahora deberá decidir qué ocurrirá con el profesor adjunto de Anatomía en Odontología y jefe del servicio de Cirugía Maxilofacial del hospital Padilla.

Presentaron ocho denuncias contra el docente Hassan en Odontología

Las autoridades deberán decidir la sanción para Hassan, que podría recibir desde un llamado de atención hasta la máxima penalidad, que consiste en la exoneración. Esto no le permitiría dar clases en instituciones universitarias.

El caso de Hassan salió a la luz a principios de mayo pasado, cuando se difundió a través de Whatsapp un audio que generó polémica. En la grabación, de 25 segundos, se escucha al docente haciendo declaraciones de evidente contenido sexista.

Los alumnos lo grabaron e hicieron circular el contenido por las redes sociales y rápidamente se comenzaron a sumar testimonios que aseguran que el docente es particularmente violento con las mujeres y que las discrimina constantemente.

“¿Ven por qué yo digo que yo no le permitiría a una mujer estudiar? Porque no razonan. La mujer es un ente, que es como un lavarropas: vos le apretás un botón y te copia la función porque vos le has apretado eso. La mujer es igual. Mirá tu explicación...”, se escucha en el audio.

“Ese audio yo ahora lo desconozco, porque no lo escucho bien, así que no puedo saber. Si soy yo, les pido que lo pongan pero completo y que se escuche bien. Porque le voy a contar qué cosas sí digo en clases: cuando veo que se están durmiendo hago una especie de juego. Les digo que, a pesar de que la mujer pelea por ser igual al hombre, jamás lo va a lograr porque nosotros somos más despiertos por el solo hecho de escuchar. Señalo a tres mujeres y les pido que me expliquen lo que acabo de enseñar. Todas dicen ‘no sé’. Entonces señalo a un varón y en voz baja le digo qué tiene que responder, y contesta bien", comentó el docente a LA GACETA.

Comentarios