Cambiemos rechazó el “ultimátum” de Jaldo

Legisladores radicales acusaron al oficialismo de pretender “manejar la junta electoral”.

25 Jun 2018

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, lanzó un mensaje que sonó a ultimátum. El 4 de julio, dijo, se votará la primera parte de la reforma electoral provincial. Y deslizó que el oficialismo hará valer sus números si no hay acuerdo. “Siempre buscamos el consenso y damos participación, pero a la reforma política y electoral no la vamos a detener”, aseveró esta semana.

Legisladores de Cambiemos rechazaron esa postura y criticaron la metodología de trabajo en el rediseño de las normas que regularán los comicios de 2019. “¿De qué debate habla Jaldo, si lo único que hace el oficialismo es ningunear lo que plantea la oposición? ¿A qué consenso se refiere, si lo que plantean es imponer sus proyectos? Desde que asumimos, en 2015, tiene propuestas de la oposición sobre reforma electoral, y el único que han permitido que se trate es su proyecto de partidos políticos que saben que es inconstitucional”, señalaron los radicales José Canelada y Adela Estofán. Y advirtieron: “ya que quiere imponer su mayoría, que no tenga miedo de tratar los proyectos de la oposición y rechazarlos”. Instaron luego a “decir las cosas por el nombre que tienen”. “(El gobernador Juan) Manzur y el vicegobernador no quieren cambiar nada, pero tienen miedo de decir a los tucumanos que el año próximo quieren manejar la Junta Electoral a su antojo; que sigamos sin saber cómo gastan la plata de la provincia y que levantan la bandera del clientelismo electoral como su principal política de Estado”, remarcaron.

Eudoro Aráoz, también de la UCR, sumó críticas a los dichos de Jaldo. “Quieren crear una Junta Electoral bien pagada y manejada por amigos. No será independiente, no será transparente. Sólo consolidará el sistema fraudulento que impera en Tucumán. No voy a ser cómplice de esa estafa”, remarcó.

El rechazo opositor gira sobre todo en torno a dos proyectos. El primero lleva la firma de Manzur, y apunta a la eliminación de los partidos de carácter municipal y comunal (unos 600 en total). El segundo fue elevado por una quincena de legisladores del bloque Tucumán Crece, encabezados por el peronista Marcelo Caponio, y propone un tribunal del fuero electoral con cinco miembros (tres por la mayoría legislativa, dos por la minoría) equiparados a vocales de la Corte. Este último aún no tiene dictamen.

Comentarios