La Selección argentina más intoxicada de la historia espera por Nigeria

Todo lo que se dijo y lo que pasó en la previa a un partido clave para Messi y sus compañeros.

24 Jun 2018 Por Guillermo Monti
1

Sampaoli piensa en un momento complicado, mientras Mascherano y Rojo aceleran en la última práctica del equipo. REUTERS

Todo esto se dijo ayer:

-Los jugadores tomaron el mando. Ellos armarán el equipo para enfrentar a Nigeria. No les importa si Jorge Sampaoli está en el banco. No lo soportan más.

-El que destituyó a Sampaoli fue Claudio Tapia.

-Mascherano insultó a Caballero, Pavón salió a defenderlo y le embocó una trompada.

-Jorge Burruchaga y Ricardo Giusti forman parte de una conspiración destinada a horadar el poder de Tapia y forzar su eventual renuncia a la AFA. El plan es orquestado por Daniel Angelici –que por eso no viajó a Rusia- con el respaldo del Gobierno nacional.

-Messi y Mascherano detestan a Beccacece, el ayudante de campo de Sampaoli, pero salieron en su defensa cuando el DT lo maltrató en la previa del partido con Croacia.

-En realidad lo que se está orquestando es un golpe de estado liso y llano, con el fin de llevarse puestos a Sampaoli, a Tapia y a toda la estructura de la AFA, con el objetivo de que sean quienes manejan la Superliga los nuevos mandamases del fútbol.

-La relación entre Sampaoli y el entrenador de arqueros, Martín Tocalli, es inexistente.

Todo esto pasó ayer:

-El plantel se entrenó, bajo la dirección de Sampaoli.

-Abrumado por la ola de versiones, desconcertado, en un clima que calificó como “denso”, por la noche Sampaoli se reunió con Tapia. “Quedate tranquilo, seguimos”, le dijo el presidente de la AFA, y atribuyó las versiones a toda clase de operaciones, orquestadas desde Buenos Aires y también en Rusia.

-Mascherano y Pavón filmaron un video. “Me cagaste a trompadas”, le dice Mascherano, y se ríen. El hermano de Pavón, de visita en la concentración, sube una foto con todos sonrientes.

-Giusti desmiente que haya dicho lo que se escucha con nitidez en el audio (“está todo podrido”), aunque su voz es inconfundible. Burruchaga no hace declaraciones… a la prensa.

En resumen

Nunca se vivió una situación como esta en un Mundial, a tres días del partido que definirá la clasificación del equipo a octavos de final o determinará un escandaloso regreso prematuro. La Selección está intoxicada de información incomprobable, de audios que circulan como verdades reveladas y que nadie sabe desde qué usina se viralizan. De lo que sucede puertas adentro de la concentración de Bronnitsy nadie se hace cargo. “Son todas mentiras”, le habría dicho Tapia a un confidente acerca de la rebelión de los jugadores.

Basta que un canal de noticias dé como cierto e irrefutable un trascendido para que se inicie una guerra de zócalos, una carrera que gana el que arriesgue el título más incendiario posible. Es un juego en el que la verdad pasa a segundo plano, carece de importancia. La intoxicación que sufre la Selección impide saber que es cierto y qué es un invento. La relación de los jugadores con el cuerpo técnico ¿está quebrada? ¿Está deteriorada? ¿Es distante? ¿Es más normal de lo que se presume? Nótese que son cuatro escenarios distintos, pero que en el agua sucia informativa terminan siendo el mismo. Imposible saber con precisión cómo es el ida y vuelta Sampaoli-jugadores. Todas son versiones, todos son rumores.

Aplicar el sentido común pasó de moda hace rato, pero a veces vale la pena intentarlo. Si los jugadores están en rebelión y desconocen la autoridad de Sampaoli, ¿por qué practicaron ayer siguiendo sus indicaciones? ¿Por qué aceptaron realizar los ejercicios que Sampaoli indicaba? ¿Pavón pegándole a Mascherano? ¿Pavón? ¿A Mascherano? ¿Un golpe para sacar a Tapia de la AFA en este momento? Hay demasiadas cosas que no encajan, otras que son verosímiles y algunas que forman parte de una cadena de mala fe que habrá que revisar con cuidado una vez que baje esta marea.

El viernes por la noche, una vez que Nigeria le dio vida a la Selección, hubo una reunión entre el plantel, el cuerpo técnico y Tapia. No se conocieron detalles de lo que allí se dijo, pero en ningún momento se habló de una asonada o de un ultimátum por parte de los futbolistas. Al contrario, estaba firme el dato de que habían acordado tirar todos para el mismo lado, decididos a aprovechar la oportunidad. Se sabe que Messi y Mascherano oficiaron de voceros de los jugadores.

Que haya hablado Messi fue la mejor noticia de las últimas horas. El infierno interior ardió con intensidad inusitada desde la noche fatídica de Nizhni Novgorod. El Messi espiritualmente fracturado que se vio deambular por el campo ante los croatas se encerró en su habitación de la concentración. Tras el triunfo de los nigerianos, y a la hora de la reunión, finalmente se le escuchó la voz. Hoy celebrará su cumpleaños 31 y el pueblo de Bronnitsy le organizó una fiesta. El diario La Nación anunció que su familia llegará a tiempo para asistir al partido en San Petersburgo. Suena a buenas noticias. ¿Justo eligió este momento para rebelarse y para exigir la cabeza de Sampaoli?

Un poquito de fútbol

Antes de que explotara la versión del escándalo y de que los audios empezaran a circular (al mismo tiempo, sospechosamente) hubo un entrenamiento. Los arqueros trabajaron aparte, con la decisión de excluir a Caballero aparentemente tomada. Todo indica que lo reemplazará Armani. Las agresiones que recibió Caballero en las redes sociales le dolieron tanto como el error que generó el primer gol de Croacia. La visita de su esposa y de sus hijas le levantó un poco el ánimo. También salieron a respaldarlo referentes como Chilavert y Goycochea, pero nadie lo imagina en la cancha el martes.

Los jugadores completaron un trabajo de presión en espacios reducidos, con titulares y suplentes mezclados en un partido de siete contra siete. Tampoco hubo margen para especular porque se trató de movimientos tácticos, sin el perfil de alguna alineación definitiva. Messi integró alternativamente ambos equipos, a la manera de un comodín, al igual que Banega. Otamendi, Mercado y Biglia se recuperan de lesiones menores. Están en condiciones de jugar.

“Tenemos muchas chances de ganarle a Argentina”, sostuvo el alemán Gernot Rohr, entrenador de los nigerianos. Los africanos no apuntan a un esquema especulativo, por más que un punto podría servirles para clasificarse. No está en su naturaleza. Es una noticia valorable para la Selección, que además de ganar debería hacerlo por un par de goles de diferencia, para evitar sorpresas en caso de paridad en la tabla. Pavón parece tener asegurado un lugar entre los 11, y Banega también corre con ventaja.

Pero, ¿qué hay del sistema que se utilizará el martes? En el debut, con cuatro en el fondo, Argentina jugó mal contra Islandia; y en Nizhni, con línea de tres, frente a Croacia lo hizo peor. Los futbolistas se sienten más cómodos con un esquema clásico de dos centrales y dos laterales, no quieren quedar tan expuestos y mucho menos si las flechas nigerianas se proyectan por las bandas a toda velocidad. Aquí hay, y es innegable, una fuerte diferencia con el técnico, una tirantez real y problemática.

Teniendo en cuenta que mañana la delegación partirá rumbo a San Petersburgo, la práctica de hoy será reveladora en cuanto a la formación del equipo. Pero por culpa de todo el veneno que intoxica a la Selección, habrá que estar más atento a lo que suceda alrededor. Tomando todo con pinzas, chequeando la información y buscando un antídoto. Estábamos mal, nos dieron una vida extra y de repente estamos peor.

Comentarios