Al construir un country, deberán donar tierras a la Municipalidad

Banco de lotes para edificar viviendas sociales.

24 Jun 2018
1

EN SESIÓN. El proyecto que avalaron los ediles pasó a la Intendencia. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Los concejales de Yerba Buena han puesto en manos del intendente, el radical Mariano Campero, un proyecto para crear un banco de tierras, con la idea de facilitarle el acceso a la vivienda a las familias de pocos recursos. La iniciativa fue aprobada por mayoría en la sesión del viernes.

El inventario estará compuesto por los lotes que actualmente integran el patrimonio municipal, de acuerdo a la ordenanza. Pero además, fijaron que quienes vayan a hacer countries, barrios cerrados o cualquier otra urbanización especial (es decir, de más de 2.500 metros cuadrados) deban aportar el 10% de la superficie total que vayan a ocupar, en un suelo edificable y dentro de la jurisdicción.

Ciudad inclusiva

La iniciativa defiende que los gobernantes son responsables de diagramar una ciudad inclusiva y de generar una conciencia de responsabilidad social empresaria.

En el párrafo siguiente del proyecto aprobado, se lee que en los últimos años explotaron los shoppings, las galerías comerciales, los clubes de campo y los countries en Yerba Buena. Eso provocó un encarecimiento de los terrenos. En consecuencia -se argumenta en el texto-, los hijos y nietos de los vecinos originarios están siendo expulsados, porque no pueden acceder a una propiedad.

El escrito ya había sido tratado por el Concejo. En aquella ocasión, había contado con el respaldo de los ediles en unanimidad, pero resolvieron devolverlo a las comisiones correspondientes para que se le efectúen unas correcciones.

Ahora, tras la sanción en el recinto, se consignó que el Departamento Ejecutivo deberá hacer un relevamiento de las actuales tierras fiscales y de los asentamientos precarios. Las parcelas no podrán medir menos de entre siete y ocho metros de frente, y pueden admitirse terrenos con una superficie mínima de entre 150 y 200 metros cuadrados.

“No tenemos trazas ordenadas. No tenemos pulmones verdes. Tenemos, en cambio, paredones”, dice Walter Aráoz, autor, junto al otro peronista del cuerpo, Héctor Aguirre, de la proposición. Ahora, será el intendente el que deberá evaluar si la promulga o la veta.

Además, los ediles aprobado la carpeta técnica de un fideicomiso, que pide una factibilidad urbanística para un emprendimiento comercial en Aconquija y Chacho Peñaloza. “Solicitaron una excepción porque el Factor de Ocupación del Suelo, en vez de ser 0,5, sobrepasó a 0,55. Pero el proyecto está bien hecho”, justificó el edil José Macome, de la comisión de obras Públicas.

Comentarios