Carta de lectores

23 Jun 2018 Por LA GACETA

El mito de sísifo

Seis décadas atrás, en el año 1957, al recibir el Premio Nobel de Literatura, el escritor Albert Camus pronunciaba un discurso que si tuviéramos que hacer una transposición de aquellos conceptos de entonces, a la actualidad en lo referente a nuestro país, indudablemente tales expresiones no fueron ampliamente acogidas ni sirvieron de germen de reflexión. En su alocución, el autor del mito de Sísifo manifestaba que cada generación se cree destinada ha rehacer el mundo. La que él pertenecía sabía sin embargo que no podía hacerlo, pero que su tarea consistía en algo mucho mayor; impedir que el mundo se deshaga: es decir, desbaratar todo aquello, todo intento que signifique un retroceso. La educación, la corrupción y la economía prevalecían en los contenidos enunciados. En nuestro país, integrante de una parte de ese mundo para establecer e instituir la construcción de una sana y ordenada economía, hemos dilapidado años confrontando con las distintas teorías económicas. En lo que concierne a nuestras interpretación y visión de la economía, sujeta a oscilaciones políticas internas y a factores externos, donde reina la insidiosa volatilidad de los mercados cuya vaporización nos quita el aliento y nos compele a apostar a las tasas de interés y al eterno dólar, entrampados por el síndrome de una endopatía sin fin; recurriendo a causa de las aventuras y riesgosas apuestas financieras al siempre presente monte de piedad: el FMI, el Banco Mundial y algunos otros anexos compatibles y en armonía con el capital, para paliar los gigantescos dispendios y despilfarros de los continuos y cuantiosos desaguisados. Nuestra convulsionada economía es la analogía del peñasco de Sísifo, despeñándose continuamente por el enorme y colosal déficit que nos imposibilita alcanzar la anhelada cima.

Alfonso Giacobbe

24 de Septiembre 290

San Miguel de Tucumán

FONDO MONETARIO

Es una importante noticia que la Argentina fue promovida a mercado emergente y el FMI aprobó el plan de asistencia y el primer desembolso de U$S 15.000 millones. Aunque mucho se habla sobre las consecuencias negativas de haber negociado, porque las exigencias significan un duro ajuste para la ciudadanía. Pero la herencia que recibió el gobierno no pudo ser peor: una quiebra. Corrupción en todos lados y niveles, impuestos de terror, sin crédito externo salvo a tasas irracionales, sin energía, y un Estado enorme e inepto. Este gobierno ha tomado medidas acertadas, como la salida del cepo, sincerar las tarifas, cerrar el conflicto con los holdouts, y ha corregido el desorden y la escandalosa corrupción en la obra pública. Los indicadores financieros como el riesgo país, la Bolsa y el dólar, transmitían optimismo. Pero faltó la fuerza para empezar la transformación cultural e ideológica, para terminar con décadas de decadencia y vergüenza internacional. Macri tal vez debió ir antes al Fondo, después de los triunfos electorales, explicitando la catastrófica herencia recibida, para achicar el déficit fiscal sin tomar deuda cara ni apelar a las Lebac. Pero eso ya es pasado, la oportunidad es ahora, el déficit fiscal tendrá que bajar con una economía pujante que le gane a la inflación produciendo y exportando más, lo que generará puestos de trabajo, única forma de terminar con la pobreza. El gobierno tiene la decisión de hacerlo. Todos los argentinos tenemos que asumir los hechos y con la Constitución, hacer lo que debemos hacer. Los políticos, sindicalistas, empresarios y jueces, deben asumir la responsabilidad de la transformación cultural junto a toda la sociedad. Desde la familia, primero, y desde la escuela, después, debe inculcarse a los chicos el esfuerzo y la disciplina, respeto al docente y a las normas, cumplimiento de la ley, poner más énfasis en las obligaciones que en los derechos, para formar ciudadanos que sepan vivir en una República y gozar de los beneficios de la libertad, recuperando la cultura del trabajo y las bases institucionales que se rompieron hace décadas.

José Manuel García González

[email protected]

LA PATRIA

Cuando la soberbia sigue siendo la consejera del presidente Macri, el objetivo de dirigir un país se desvirtúa y nos conduce a un futuro incierto, continuando con la obscenidad de la reelección en 2019, nada más representativo de su lanzamiento con los colores patrios en reemplazo del amarillo de la campaña. Sobre todo cuando hay una carencia absoluta de autocrítica, continuando con el asesoramiento de sus colaboradores que lo desvían del cumplimiento de tantas promesas de campaña incumplidas. Agrego una frase de José Ingenieros: “La adulación es una injusticia. Engaña”. El mejor consejero es la realidad diaria; con sus desaciertos y pocos aciertos, los problemas continúan y se agravan día a día. A solucionarlos debe encaminar su tarea diaria. Se ha instalado, injustamente, en la opinión pública que “La Patria está en peligro”, nada más engañoso. La Patria no se la declama al igual que la Constitución Nacional (donde está la clave para la solución de la política de nuestra República), no es que poniéndose una escarapela y adornando los frentes con la bandera en los días festivos patrios, o cuando actúa la Selección nacional sin siquiera cantar la letra del Himno (solamente la tararean sin sentimiento), como se hace la Patria, hay que practicarla desde los más profundo de nuestro ser, todos los días de nuestras vidas, con honestidad, dignidad y humildad. Si es que la estructura política actual es corrupta, todos debemos actuar con responsabilidad, fe y esperanza para construir una nueva dirigencia desde el pueblo, por medio de una resistencia civil sin violencia. Con la participación plena de miles, de millones de argentinos bien intencionados y llenos de ideales y de justos propósitos. El Gobierno debe priorizar la enorme deuda social con el pueblo, tal cual lo manda la Constitución, que hasta ahora no es más que letra muerta, en vez de priorizar la deuda con quienes nos vienen, históricamente, quitando hasta el aire que respiramos. Aparte de votar, también queremos tener herramientas para mandar, o al menos, para que quienes hemos elegido cumplan con lo que prometieron como candidatos. Ya somos maduros y no debemos permitir que nos sigan dividiendo en miles de pedazos que no hacen más que destruirnos. Ha llegado la hora de unir al pueblo, para recobrar la dignidad que nuestra Patria se merece.

Federico Yurcovich

[email protected]

Sin agua en el barrio Bernel

Resulta escandaloso que como vecinos del Barrio Bernel (Yerba Buena) estemos sin agua desde hace ya casi un mes. La falta total y parcial del suministro se produce por un nuevo barrio que construyen la empresa Gamma y el Instituto Provincial de la Vivienda en dirección al oeste. Además, padecemos otros perjuicios como rotura de calles, de caños, inundación en épocas de lluvia por inexistente sistema de desagüe a expensas del nuevo barrio y ahora también se suma la falta de agua, debido a que se autorizó que este nuevo barrio se sirviera de nuestro pozo. Las autoridades (nacionales, provinciales y municipales) que se encuentran informadas de estos inconvenientes hacen la vista gorda. El desamparo y el abandono nos inunda. Párrafo aparte merece el “servicio” de la SAT, organismo ante el cual venimos reclamando incesantemente por una solución definitiva a la falta de agua hace ya años. Solicito que el ingeniero Baratelli, a quien ya interpeláramos por escrito, tome cartas en el asunto y resuelva nuestro planteo. En mi casa residen menores de edad que se ven afectados en sus derechos. ¿A alguien le importa? Vengo reclamando en el número de Atención al Cliente con el reclamo 274638 (que supongo es una ficción) y también por escrito ¡Solución ya!

Facundo Guevara

[email protected]

Matanza de perros en Rusia

Para organizar el Mundial de Fútbol los rusos hicieron matar 400.000 perros, de acuerdo a la cifra que se publicó. Quedo perplejo y pensando que los animales tienen que cargar la culpa de un país que se supone desarrollado, pero también sádico, que no valora la vida de otras especies que conviven con los seres humanos. Son mascotas que entretienen y acompañan. Se trata de un acto criminal en masa; el mundo tiene derecho a protestar, porque son valores a tener en cuenta. ¿Qué piensa un Estado para provocar con premeditación y alevosía estos crímenes? Se hubiera podido evitar. Es de gran significado este acto aterrador, sin piedad, que ejecutó Rusia. Carlos Rubén Ávila [email protected] Primer largometraje tucumano A propósito de la película “El Motoarrebatador”, quisiera recordar que el primer largometraje comercial tucumano fue “Mansedumbre”, dirigido por Pedro Bravo. Fue estrenado en el año 1952 en el cine 25 de Mayo, el jueves 29 de mayo. En él actuó mi primo Claudio Barrios.

Oscar Rotella Barrios

Monteagudo 516, 7C

San Miguel de Tucumán

“TRAPITOS”

El intendente capitalino pretende erradicar los “trapitos”, privatizando el estacionamiento público en 300 cuadras de San Miguel de Tucumán. Después de tres años recién reacciona el municipio, y calculo que es debido a la cantidad de quejas de muchos ciudadanos que, como yo, pasamos momentos violentos y desagradables, pero evidentemente desde el municipio ven un negocio, ¿Se acuerda usted, señor Intendente, cuando era gratuito? No había problemas. ¿Se acuerda usted cuando era administrado el estacionamiento por personas discapacitadas? No había problemas. Un buen día, por ordenanza, se eliminaron las cooperativas que les permitían a las personas discapacitadas trabajar y llegaron los matones de hoy. Pero ahora se les ocurre poner un negocio. ¿Esa empresa se hará cargo de los daños de nuestros vehículos? ¿Cuidará 24 horas las calles asignadas? Señor Intendente: el problema es que ven un negocio en la jungla de la calle. Si vuelve a ser gratuito y público, dejará de ser un problema y los ciudadanos nos veremos beneficiados. Déjeme advertirle que el orden público debe impartirlo la policía.

Williams Fanlo

[email protected]

Comentarios