“Por la sequía, la Argentina crecerá el 1%”

Estiman que la verdadera prueba de fuego vendrá con la aprobación del Presupuesto 2019.

23 Jun 2018
1

ACUERDO. La jefa del FMI, Christine Lagarde, y el presidente Mauricio Macri. REUTERS

BUENOS AIRES.- El Instituto Internacional de Finanzas (IIF por su sigla en inglés, que agrupa a unos 450 bancos y aseguradoras globales) estimó ayer que la economía argentina crecerá apenas el 1% este año, “debido a las condiciones financieras restrictivas y a la baja producción agrícola en medio de una sequía”.

“Bajo la fuerte implementación del programa del FMI, proyectamos que el crecimiento rebote al 1,5% el próximo año, a medida que la confianza y los flujos de capital se recuperen, y las tasas de interés caigan un poco”, proyectó la entidad con sede en Washington.

En un informe sobre la situación argentina, el IIF advirtió: “las elecciones generales de 2019 harán que el ajuste fiscal sea aún más difícil, aunque si la Argentina hace el programa, creemos que la economía se recuperará el próximo año a pesar de las políticas estrictas, mientras los riesgos de la deuda pública caerán”.

El Instituto consideró que la prueba de fuego de la capacidad de ajuste del país vendrá en el momento del presupuesto de 2019 en septiembre, ya que el FMI se abstuvo de solicitar a la Argentina que revise el presupuesto de 2018 como una condición previa para la aprobación del programa.

“La Argentina ya describió las medidas fiscales que planea implementar como parte del acuerdo con el FMI y algunas de ellas, como los recortes a la masa salarial pública sin bajar los salarios, serán un desafío”, indicó el informe. Y agregó: “la historia nos dice que el ajuste podría resultar difícil el próximo año, ya que las elecciones tienden a coincidir con el empeoramiento de los saldos fiscales en la Argentina.

El IIF recordó también que los programas de 1998-2001 no tuvieron éxito, pero el ajuste tuvo lugar en el marco del programa de 2003 y la Argentina sistemáticamente superó los objetivos fiscales, alcanzando un superávit primario de casi 5% del PIB.

Posteriormente, a partir de 2005 el gobierno rechazó a la comunidad internacional y la disciplina fiscal se tambaleó. ¿Podemos esperar que el ajuste de la política respalde el crecimiento?, se preguntó el informe elaborado por el Instituto.

“En este frente -concluyó- la experiencia con los programas anteriores del Fondo Monetario Internacional es mixta. En general, el crecimiento mejora tras la aprobación del programa, pero en muchos casos permanece muy por debajo de su promedio a largo plazo”. (Télam)

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios