Cartas de lectores

22 Jun 2018 Por LA GACETA
1

Ciudad de las cabezas gachas

Hace muchísimos años, en un país lejano, sus habitantes debían llevar la cabeza inclinada al suelo, en señal de sumisión a sus gobernantes. Me emocionaba escuchar ese cuento en boca de mi abuelo y pensaba, con dolor, en esa pobre gente privada de mirar de frente a sus vecinos. Cuando terminaba su relato, el abuelo reflexionaba sobre la libertad, la igualdad y la dignidad, propias de todo ser humano. Hoy, como persona mayor, rememoro a diario ese cuento, cuando me enfrento a las veredas de nuestra ciudad, Capital de la Provincia de Tucumán, mostrando sus roturas como heridas lastimosas, y las pienso traicioneras, crueles, atisbando nuestro temeroso andar, verdaderamente peligrosas, y siento que no me queda otro recurso que inclinarme y buscar en el suelo un lugar sano por dónde caminar, evitando. Así, con la cabeza gacha -no ya en señal de sumisión, vivimos en democracia- un golpe que podría ser fatal. Creo que como yo, muchos nos sentimos desamparados, heridos en nuestra dignidad, ante la indiferencia de las autoridades y el desinterés de los ciudadanos, cansados, tal vez resignados a desafiar el constante riesgo que significa caminar en nuestra ciudad. Como socia del Club Rotario Villa Luján Tucumán, aprendí que el servicio es el ideal de rótary. Por eso, solicito a las autoridades una pronta solución para este problema, y a la ciudadanía que nos acompañe en nuestra petición. Juntos, haríamos un gran servicio a la comunidad. Para que nunca más llevemos la cabeza gacha, para que nunca más una vereda nos cause temor. Nuestro club rotario felicita al historiador Carlos Páez de la Torre (h), por su constante preocupación para que mejore la imagen de nuestra querida ciudad.

Norma Sofía Cattáneo de Naval


[email protected]

Monseñor Angelelli

Como respuesta a la carta del lector Ramiro Castellanos sobre el monseñor Angelelli (19/6), debo expresar que este no sólo merece ser beatificado sino también santificado por su obra a favor de los humildes y desposeídos. Ignoro a qué fuentes históricas recurrió el señor Castellanos, pero es evidente su actitud tendenciosa y malévola. Es importante recalcar, además, que el papa Francisco ha iniciado el proceso de beatificación de Angelelli. ¿También el Papa es montonero y marxista, entonces? Por favor, señor Castellanos, deje de lado estas especulaciones que bordean el límite de lo ridículo y dedíquese a reflexionar sobre el significado histórico de la obra de Angelelli, perseguido y asesinado por la dictadura militar tras las órdenes de Luciano B. Menéndez (Le recomiendo la lectura del “Nunca Más”). Con respecto a su alusión a María Lilia Genta, es bueno recordar sus vinculaciones con la ultraderecha argentina, dicho lo cual doy por cerrada esta breve polémica.

Marcela Inés Rodríguez


Pasaje Payró 3.505


San Miguel de Tucumán

Panorama Tucumano

Quiero felicitar a todo el brillante equipo de redactores de vuestro matutino, quienes presentaron, en el programa televisivo Panorama Tucumano, a un impecable staff de profesionales que expusieron sus tácticas de cómo se reciben las noticias que llegan a diario, corrigiendo si es debido, la ortografía o la terminología empleada por cada lector en sus comentarios, comparándolas con el léxico de la Real Academia Española y/o modalidades de escrituras de la prensa internacional. Además, la pluralización de su espacio “Cartas de lectores”, nos permite expresarnos ante la sociedad, opinando líbremente sobre temas candentes que sufrimos a diario, ya sea sobre el espectro político, sobre inseguridad u otros temas. Gracias por sumarnos líbremente con nuestros derechos de expresión para con la verdad.

Daniel Francisco Leccese


Calle 10, N° 582


Villa Mariano Moreno

FALTA DE RESPETO

Leemos en los diarios que un diputado de Tierra del Fuego, Carlos Roma, decidió su voto a favor de la legalización del aborto en base a la opinión de su hijo de l4 años, la cual era exactamente opuesta a la suya. ¿Qué tal? Ante esta insólita actitud, cabe pensar: O este niño es un genio, o este diputado es un ignorante total, indigno de cargar en sus espaldas los honores y confianza con que su pueblo lo invistió, elevándolo a la supuesta categoría de representante fiel, digno, lúcido y capaz. Aún más, este voto, de origen espurio, fue relevante para sellar la suerte de una votación considerada de alta importancia, que exigió dos meses de debate de cientos de legisladores e importantes y meritorios funcionarios de áreas religiosas, científicas, técnicas y sociales, para lograr una decisión independiente de carácter universal, sabia y justa. ¿Quién nos puede asegurar que esta mala actitud no fue reciclada por otros colegas consultando a, quizás, la hijita que está iniciando el secundario, o a la esposa, o a la suegra, para quedar bien? Tales actitudes serían causal de invalidez del voto por falta de respeto institucional, como agravio punible. Pero, dado que la Democracia que vivimos goza de muchísimas imperfecciones, nadie se imagina cumpliendo estrictamente sus deberes, y mucho menos si goza de impunidad ante la Ley. ¿Será por eso que así nos va?

Darío Albornoz

[email protected]

Aborto

Durante la votación del proyecto de despenalización del aborto, el presidente Macri operó para que se apruebe el proyecto -así lo informó el periodista Bonelli de TN-; entonces, eso de que los argentinos nos debíamos un debate sobre el asunto es una mentira. Se alió con su supuesta archienemiga, la ex presidenta, Cristina Fernández, quien dijo siempre que estaba en contra, pero votó a favor, tal como lo vengo sosteniendo desde el año 2012, en este medio; otra mentira. Recurrió también a los partidos de izquierda, a los que el año pasado, durante la campaña electoral y la aprobación de la ley de robo de haberes a los jubilados, culpó de haberlo amenazado de muerte junto a su pequeña hija, otra mentira. Y todos se sienten amenazados y ofendidos por las palabras del arzobispo Sánchez o del papa Francisco; qué caraduras. Cualquier planteo de inconstitucionalidad ya tiene sentencia en contra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de 2012. También son cómplices muchos católicos que apoyan esta ley explícitamente, haciendo campaña a favor o con su voto. Piensan, como Macri, que el Santo Padre está con Fernández, pero sin embargo Macri hizo un trato con ella. Espero que adviertan que ambos son lo mismo, que reflexionen, no se dejen engañar. Dentro de los católicos también están muchos sacerdotes que, en las últimas elecciones y antes, apoyaron públicamente los proyectos de la señora Fernández, y fueron usados por ella y por Macri para exponer a la Iglesia como enemigo, pues ahora no podrán decir que nunca vieron la verdad, porque detrás de sus palabras y obras, corren muchas almas confiadas en el pastor traidor que trae estas consecuencias y otras que quedan en la mano de Dios. Soy católico.

Pedro Isaac Pabon


p[email protected]

“¡Es la economía, estúpido!”

Es el comienzo de una pequeña frase famosa por el impacto que significa cuando nos damos cuenta de la verdad o certeza de tal aseveración. Y si la economía es clave, ¿debemos conformarnos con ser mediocres habitantes de este rico país? ¿Antes de darnos cuenta de que podemos comenzar un ciclo de progreso para los argentinos desposeídos, si utilizamos la inteligencia, el trabajo y nuestro amor al país, realizando los planes que faltan? Estos planes son simples: educar con lo que hace falta; pagar, a los maestros y guardianes del orden, sueldos compensando sus servicios; premiar con ascensos a los mejores y castigar con toda la fuerza de la ley a los que la violen. Si damos la importancia que tiene la frase inicial, habrá menos piquetes, menos huelgas, menos robos, más tranquilidad y menos deseos de comprar dólares o cualquier otra moneda extranjera. Si no hacemos algo, seguiremos observando lo que pasa ahora y pasó tantas veces. Hoy, transitamos algo llamado deflación que nos llevará, en no mucho tiempo más, a parecernos a la pobre Venezuela. A nosotros de este país, llamado granero del mundo.

Carmelo Felice


[email protected]

Comentarios