Guerra de clanes: investigan porqué un integrante del clan Reyna mató a un joven de los Farías

Los pesquisas creen que se trata de un ajuste por cuestiones de droga.

21 Jun 2018
1

El clan Reyna había sido desbaratado hace dos semanas. ARCHIVO

La Justicia investiga cuáles fueron los motivos por los que “El Gordo”, integrante del clan Reyna, mató de tres balazos a un joven de 18 años que pertenece al grupo Los Farías ayer por la tarde en Manantial Sur. El supuesto autor fue detenido y en las próximas horas será presentado ante una jueza de Menores.

Los pesquisas creen que este crimen está vinculado a la droga, ya que ambas familias están sospechadas de dirigir redes de narcomenudeo en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”) y Manantial Sur. Y tendría una alta dosis de venganza, ya que testigos dijeron que el acusado le habría gritado a la víctima: “esto te pasa por haberle avisado a la cana”.

En Tucumán creció por tercer año consecutivo la cantidad de robos y de hurtos
En Tucumán creció por tercer año consecutivo la cantidad de robos y de hurtos

El sábado 10 de junio, el clan Reyna sufrió un duro golpe. Personal de la División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal desbarató la organización y puso tras las rejas a varios de sus integrantes. “El Gordo”, esa siesta no fue encontrado, pero se ordenó su captura por ser considerado como un miembro clave dentro de esa estructura. Se cree que su función habría sido la de dirigir el equipo de soldaditos con los que contaba para vigilar los quioscos y perseguir a los clientes que no pagaban.

“El Gordo” se instaló en el barrio Manantial Sur, donde su familia habría decidido ampliar su negocio. El 24 de diciembre de 2016 ultimó de tres balazos a Gustavo Farías, hermano de Favio. Luego de estar prófugo durante casi un mes, fue detenido. La Justicia ordenó que sea alojado en el Instituto Roca donde permaneció hasta que se comprometió a cumplir con las medidas tutelares que le impusieron. Esperaba ser enjuiciado por este crimen.

Voceros de los Reyna cuentan otra versión de los hechos. Aseguraron que en realidad, después de que cayeran los líderes de la organización (entre ellos el “Mono”, padre de “El Gordo”), los Farías quisieron apoderarse de las casas que tienen en El Manantial. Denunciaron que le estaban robando sus bienes y hasta usurpando las viviendas. Y que “El Gordo”, cuando descubrió a Farías desmantelando uno de sus domicilios. Siempre según esa versión, la víctima intentó atacar al adolescente y este se defendió.

Comentarios