Policías involucrados en la muerte de Facundo Ferreira declararán como imputados

La Justicia acumula indicios de que el niño no habría efectuado disparos en contra de los dos uniformados. El lunes estarían los resultados de una pericia clave. Los informes de otros estudios. La posición de los querellantes.

20 Jun 2018 Por Gustavo Rodríguez
2

EL LUGAR DEL HECHO. Facundo Ferreyra recibió un balazo en la nuca en la zona de El Bajo. la gaceta /foto de franco vera

El próximo lunes, la fiscala Adriana Giannoni recibiría por fax los resultados de una pericia clave. Un día después, desde Salta llegaría a su oficina un sobre cerrado con el informe sobre el barrido electrónico que se le realizó a la ropa que tenía Facundo Ferreira la noche que recibió un disparo en la nuca. Esa prueba determinará si realmente existió un enfrentamiento. Con esos resultados en mano, el miércoles 27 deberán presentarse a declarar los policías que habrían disparado contra el niño.

Facundo, de 12 años, falleció en la madrugada del 8 de marzo, a los pocos minutos de haber recibido un disparo en la nuca. Según la versión oficial, los agentes Nicolás González Montes de Oca y Mauro Díaz Cáceres persiguieron a un grupo de jóvenes que comenzó a huir al descubrir su presencia en la zona.

Luego, siempre de acuerdo con el reporte policial, los sospechosos les habrían disparado cuando estaban en la esquina de avenida Avellaneda y Francia. Ellos respondieron y allí cayó mortalmente herido el menor.

A uno de los uniformados vinculados al caso le habría dado positivo en el examen toxicológico por cocaína y marihuana. Los familiares de la víctima dijeron que el niño, que viajaba en una moto con otro adolescente, quedó en medio de un enfrentamiento entre otros jóvenes y los policías.


Una prueba en Chaco

En la provincia, los forenses determinaron a través de un dermotest que el menor podría haber disparado contra los uniformados. Sin embargo, Juan, el menor que estaba con Facundo en el momento del hecho, sostuvo que antes de salir estuvieron trabajando en el motor de la motocicleta. Ante esa presunción, la fiscala decidió realizar una prueba más exhaustiva en Chaco.

Los especialistas chaqueños realizaron un estudio que dio resultados negativos, lo que significa que Facundo no disparó el arma. Sin embargo, los especialistas advirtieron que los resultados no eran 100% precisos, ya que antes habían trabajado con la misma muestra en Tucumán.

A la vez, se confirmaron los resultados de las pericias que se realizaron sobre el arma que la Policía dijo haberle secuestrado al niño. De acuerdo con la última información, se encontraron perfiles genéticos de varias personas que serán analizados.

Con lo recogido del barrido a la ropa, la fiscala tendrá los elementos necesarios para determinar qué imputación corresponderá. Si se confirma que tampoco hay residuos en esta última prueba, lo más probable es que los acuse de homicidio agravado.

“Desde el primer momento la querella consideró que había elementos suficientes para citar a los policías a declarar como imputados. Si se confirman los resultados de las pericias que dan cuenta de que Facundo no disparó, entendemos que a la fiscalía no le quedará otra que llamarlos a que presten declaración”, indicó Emilio Guagnini, coordinador del área de defensa de Andhes, que está al frente de la querella. “El barrido electrónico que se realizó a una muestra de la mano de Facundo en Chaco dio, en un alto grado de certeza plena, que Facundo no disparó. Estamos entonces ante un caso de gatillo fácil”, agregó el abogado.

Comentarios