Ningún técnico argentino pudo festejar en el arranque

20 Jun 2018

SRANSK.- Con la derrota de la Colombia de José Pekerman, los técnicos argentinos cerraron la primera fecha de la fase de grupos del Mundial sin victorias, con cuatro caídas y un empate.

Por más que se trata del país con más presencia de entrenadores, con cinco de 32, el estreno de los DT argentinos no justificó en los resultados la apuesta por ellos.

El único de los conductores que no salió derrotado en la primera jornada fue Jorge Sampaoli, gracias al empate de la “Albiceleste” ante Islandia.

“La sensación cuando uno viene a buscar ganar un partido y no lo consigue es de cierta frustración”, dijo Sampaoli después del debut mundialista. “Aprenderemos de lo que pasó. Seguramente tendremos que tener la fortaleza que tiene este grupo para ganar el próximo partido”, añadió en relación al segundo encuentro, que será mañana ante Croacia con varios cambios. Tan pobre fue la actuación de la Selección que Diego Maradona cuestionó con dureza. “Jugando así, Sampaoli no puede volver a la Argentina”.

De los argentinos en selecciones de otros países, el primero en sentarse en el banquillo fue Juan Antonio Pizzi, que en el cotejo inaugural sufrió la caída más abultada del torneo por la goleada 5-0, que Rusia le propinó a Arabia Saudita. “Ganaron por una gran diferencia, pero sin hacer demasiado. Ha sido más por nuestra mala actuación”, indicó el ex entrenador de Chile, después del frustrado estreno.

En la misma zona, Héctor Cúper cosechó dos derrotas y está prácticamente sin chances de llegar a los octavos de final con Egipto. Primero perdió de manera agónica ante Uruguay y después fue derrotado en forma categórica por Rusia.

También ajustada e injusta fue la derrota del Perú de Ricardo Gareca en el regreso de la selección “inca” a un Mundial luego de 36 años. Por más que mereció un mejor resultado e incluso falló un penal, cayó 1-0 ante Dinamarca.

“No merecimos perder. El encuentro fue muy parejo y Perú hizo los méritos para ponerse arriba. El resultado no refleja lo que fue el desarrollo del juego, pero el fútbol es efectividad”, se lamentó Gareca. La posibilidad de reinvindicarse será mañana, cuando Perú se mida ante Francia.

Pekerman inició ayer su tercer Mundial y el segundo con Colombia con una caída 2-1 ante Japón. “Veníamos a otra cosa; veníamos a buscar un triunfo”, explicó.

“Hay que tomarse revancha de este partido”, pidió Pekerman, que tendrá la ocasión de hacerlo el domingo ante Polonia en Kazán, en la segunda jornada del Grupo H. (DPA)

Comentarios