Cartas de lectores

19 Jun 2018 Por LA GACETA

OBRA EN LA PEATONAL

La estética de las peatonales tucumanas ha mejorado notoriamente, a no dudarlo, pero se deben hacer algunas observaciones para tratar de mejorar aun más su aspecto. En el diario transitar por ellas se pueden observar papeleros totalmente antihigiénicos, ya que para usarlos debemos tomar contacto con los mismos, con la falta de higiene que ello conlleva; bancos colocados sin ninguna protección solar, ya que el arbolado existente es pobre por su poca sombra; en síntesis, un precario mobiliario urbano, situación acrecentada por unos toldos, o no sé qué son, que juntan tierra que se deposita sobre los vecinos en época de lluvia. Justamente, en época de lluvia se puede ver que los niveles para desagote faltaron sin aviso, ya que son importantes los charcos que se producen, todo esto a pesar de que se levantó todo el viejo piso. Pero, posiblemente, lo más preocupante es que al estar en obra, todavía, en la esquina de la Escuela Normal y Mendoza, por donde circulan diariamente miles de tucumanos, hay mosaicos desordenadamente acumulados con el riesgo incipiente de caerse y, por lo tanto, lesionar a cualquier transeúnte. Me acerqué a decirle al encargado de esta anomalía y me dijo que ya lo iban a solucionar, pero hasta la fecha no hay novedad. Pregunto si es que se debe golpear alguien para que aparezcan los funcionarios para solucionar. ¿No hay inspectores de obra que detectaron el problema? Y más aun: ¿recibieron la obra sin tomar en cuenta la dificultad en días de lluvia? No comparemos lo hecho en cómo estaba antes; algo de dinero se invirtió. Pero me parece, y es necesario, que las cosas se hagan bien. Por último, sería interesante que el Intendente se dé una vuelta los días de lluvia caminando por las peatonales, y conozca la realidad de todo lo apuntado.

Ricardo Robles

[email protected]

ABORTO (I)

Después de escuchar las opiniones, creo que la clandestinidad del aborto no acabará aun cuando se legalice esta práctica. Abortar hasta tiene un estatus socioeconómico. Hay que tener mucho dinero y clase (media, media-alta o alta) para que se realice en un ámbito aséptico. Porque a la mayoría de las mujeres de bajos recursos no les queda otra que tenerlos, ya que no cuentan con el dinero y, si deciden abortar, lo hacen en lugares y con gente que sí son peligrosos, ya que muchas mueren por hemorragia o septicemia. Los abortos se realizaron siempre. Pero lo más curioso es que tanto el embarazo como el aborto son clandestinos. La vergüenza es el motivo. Vergüenza de haberse embarazado del novio, siendo una adolescente sin valentía para decirles a sus padres, y si les dijeron, muchos padres optaron por interrumpir ese embarazo por la vergüenza del “qué dirán”. También está la vergüenza por haberse embarazado del amante comprometido; por sus propios maridos con los que la relación se está acabando; porque el método anticonceptivo falló, etcétera. ¿Por qué el aborto es clandestino?. Porque nadie tiene que enterarse, es secreto, es vergonzoso, y es ahí donde la clandestinidad se empodera del embarazo. Creo que ninguna persona quiere ser rotulada como asesina. Entonces, se deshace del embarazo vergonzoso, pagando en silencio. Más allá de la legalización, y mientras sigamos educando inadecuadamente a nuestros niños, futuros adultos, seguirá habiendo abortos clandestinos por vergüenza, ya que el juicio sobre “ese” embarazo y el “aborto” de ese bebé son condenados por la moralidad cínica e hipócrita de la sociedad.

Ana Cabbad

[email protected]

ABORTO (II)

Estoy desilusionado por haber votado a Macri en 2015, y acto seguido a su partido en 2017, poco tiempo después de que nos engañara con su falso compromiso de defender la vida desde la concepción. Usted (Macri) es lo mismo que Cristina (Kirchner). En 2019 podrá comprobar que su “Sí se puede” tiene límites y es que “No se puede” burlar de las convicciones de quienes lo votamos. Confío en que recapacite y revierta la ley que quedaría inmortalizada con su nombre y apellido. Tiene chances de interceder ante el Senado y/o vetarla. Tanto usted como los legisladores nacionales no podrán alegar ignorancia cuando les toque enfrentarse con el Creador. A su disposición tienen ponencias en las que quedaron expuestas verdades y mentiras, que era deber de ustedes discernir. Las redes sociales desnudan las operaciones de prensa que se pretende imponer desde los medios o desde instituciones antinatalistas. Confiamos en la democracia que, a la larga, corrige estos desvaríos.

Santiago Paz-Brühl

[email protected]

MONSEÑOR ANGELELLI

No puedo salir del asombro al saber que monseñor Enrique Angelelli será beatificado. Se reconoció su “martirio” por haber sido “presuntamente” asesinado en 1976, en la Rioja, por el gobierno militar, cuando hasta ahora no hay pruebas concretas de tal asesinato. Monseñor Giaquinta, que presidió la Comisión Episcopal que investigó la muerte, concluyó que no había ningún elemento que probara la existencia del atentado. Pero este no es el punto. El punto es que si Angelelli fue asesinado, los motivos fueron políticos, por su vinculación con los Montoneros, a los cuales apoyaba, y no por sus creencias religiosas. Me pregunto, como católico, ¿dónde está el martirio de Angelelli? Si es que lo mataron, ¿fue por defender la fe en Cristo y difundir sus convicciones religiosas, o por ser activista y montonero? ¿Acaso no sabemos lo que contó Lilia Genta sobre el relato del padre Melchiore cuando Angeleli le pide armas para “armar” a sus muchachos? Un obispo que ofició misa con el cartel de Montoneros a su espalda; y desde el púlpito se pronunció a favor de la subversión, se encuentra ante las puertas de la Santidad. ¿No hay algo raro en todo esto? ¿Cómo es posible que estemos tan confundidos? No hay ningún clamor popular ni de índole religioso para la beatificación. ¿Por qué lo hacen? ¿Buscan un modelo intraeclesial? ¿El modelo subversivo, violento, tercermundista, apóstata y marxista es el modelo que los jóvenes deben alcanzar? Es una irresponsabilidad que se tomen modelos equivocados para su beatificación, porque es muy peligroso.

Ramiro Castellanos

Perú 1.157
Yerba Buena

Comentarios