Fiel a su polémico estilo, Maradona juega su propio Mundial

19 Jun 2018

CECILIA CAMINOS 

DPA - ESPECIAL PARA LG DEPORTIVA

Diego Maradona juega su propio Mundial. Fuma habanos en el estadio, alienta sin fin a Lionel Messi, pero no ahorra en críticas lapidarias hacia Jorge Sampaoli. La leyenda del fútbol nunca pasa inadvertido; sea en la tribuna, en la TV o en las redes sociales; esté en Rusia, en Emiratos Árabes, en Buenos Aires o en Bielorrusia -su próximo hogar-. Y cada gesto o palabra trasciende las pantallas y da la vuelta al mundo.

“Estamos en graves problemas”, alertó en su programa “De la mano del Diez”, que se emite por la cadena Telesur, con sede en Venezuela. “Jugando así, Sampaoli no puede volver a la Argentina. Es una vergüenza no tener una jugada preparada”, cuestionó al analizar el empate con Islandia.

Verdadero “Ave Fénix”, Maradona tiene más vigencia que nunca. Habano en mano, gafas espejadas y camiseta azul con el logo del Mundial de Argentina 78, Diego dirigió la hinchada “albiceleste”.

Cuando el escenario ya estaba complicado con el 1-1, y Messi erró un penal clave, volvió a pararse para pedir el apoyo popular al capitán. Fieles como nunca, decenas de miles de fans argentinos alzaron otra vez su voz: “...que de la mano, de Leo Messi, todos la vuelta vamos a dar”. Maradona tuvo primero palabras de consuelo por el decepcionante debut. “Yo empecé un Mundial perdiendo. Fue en Italia 90. Y a pesar de las lesiones, a pesar de todo, llegamos a la final. Sigamos alentando”, escribió en su cuenta de Instagram.

Luego volvió a usar la red para pedir disculpas por haber fumado habanos en el Spartak: “fue un día complicado, con mucha tensión por el debut. Sinceramente no sabía que no se podía fumar en el estadio”.

Pero estos sólo fueron detalles. El capitán de la selección campeona del mundo en México 1986 estaba guardando su verdadero análisis futbolístico para la TV. A la lapidaria crítica a Sampaoli, sumó su pronóstico de que Argentina está más cerca de perder los partidos que vienen. “Era todo el nene (por Messi), que tenía que sacarse a dos de encima; y cuando lo hacía, no tenía descarga. Esto hace que nosotros estemos en graves problemas para lo que viene, porque los nigerianos sí tienen experiencia, sí saben contragolpear y sí saben marcar”, expresó.

“No les echo la culpa a los jugadores. Sí le puedo echar la culpa a la falta de trabajo. Se vio que no hay trabajo. Se terminó el verso. Vimos que Islandia tenía más trabajo que la Argentina y eso me da mucha pena”, lamentó Maradona.

Diego añadió que vio enojado a Messi en el campo de juego. “Estaba bastante caliente; tal como lo estaría yo”, señaló. Ambos están en el cielo de los dioses del fútbol. En tiempos en que Argentina se juega su clasificación para la fase eliminatoria y su sueño del tricampeonato no cabe reeditar la tradicional disputa de cuál es mejor.

Por eso, la canción “albiceleste” que se está haciendo ya un hit en Rusia los tiene a ambos a la par: Vamos Argentina, sabés que yo te quiero, hoy hay que ganar y ser primeros, que esta hinchada loca deja todo por la copa, la que tiene a Messi y a Maradona...

Comentarios