Netflix creó un reglamento anti-acoso para aplicar en sus estudios de grabación

"No coquetear" ni "Pedir número de teléfono a un colega" son algunas de las polémicas reglas que generaron críticas por parte de algunos usuarios.

18 Jun 2018
2

EN LA MIRA. Kevin Spacey fue uno de los actores más implicados en las últimas denuncias de acoso sexual que se conocieron en Hollywood. (FOTO THE NEW DAILY)

Luego de los polémicos casos de acoso sexual que tuvieron como protagonistas al actor de Hollywood Kevin Spacey y al productor Harvey Weinstein, el empresa Netflix promulgó una serie de normas para regular el comportamiento de los diferentes equipos de producción de los programas televisivos y películas que son contenido original de su plataforma.

"No mirar a nadie por más de cinco segundos" o "Gritar ‘Basta, no hagas eso de nuevo’ a un compañero que se haya comportado inapropiadamente, o sencillamente "No coquetear", ni "Pedir número de teléfono a un colega", fueron algunas de las normas que generaron críticas y polémicas por parte de muchos usuarios de internet que las cosideraron exageradas.

La existencia de dicho reglamento fue confirmada por el el diario inglés The Sun, y desde Netflix no lo desmintieron. "Estamos orgullosos de la formación anti-acoso que ofrecemos a los trabajadores de cada una de nuestras producciones. Creemos que los recursos que brindamos capacitan a las personas en nuestros sets para que hablen, y no deben trivializarse", fueron las palabras de fuentes confidenciales de la plataforma con el medio británico.


Lo cierto es que la polémica dividió las aguas entre los que sostienen que un compañero puede abrazar a otro sin tener ningún tipo de interés sexual y los que aplauden que la compañía de streaming haya tomado cartas en el asunto, estableciendo bases para un entorno de trabajo más seguro.

Por otro lado, Netflix confirmó que brindó charlas y reuniones con su equipo de trabajo para hablar sobre acoso laboral, abuso sexual y demás conductas inapropiadas, las que dieron origen por ejemplo a movimientos como el #MeToo.

Comentarios