Nahuel Lobos, de las calles de Cosquín a Casa Managua

El músico nacido en Luján presentará su tercer disco, “Solo”, en la compañía de Mica Flores. Del regionalismo a la proyección.

17 Jun 2018
1

GUITARRA Y VOZ. Nahuel Lobos se consagró con su propuesta en 2017, en los shows callejeros de Cosquín.

ACTÚA HOY

• A las 22 en Casa Managua (San Juan 1.015).


“Unas coplas de amor/

se vuelan con vos/

adentro mío./

Serás libre en mi sol/

y mi corazón, calor y frío”.

La zamba de Nahuel Lobos “Flor de invierno” evoca tiempos gélidos, pero no por las bajas temperaturas sino por relaciones rotas. Este tema será uno de los que el cantautor folclórico entonará esta noche en Casa Managua, cuando ofrezca su tercer disco, “Solo”. Lo anteceden “Para vernos” y “Tierra de pájaros” y varios eneros pasados en los escenarios callejeros de Cosquín (con premios incluidos, en especial el de “Artista Destacado” el año pasado) hasta que llegó a presentar su último CD en el escenario del mayor festival folclórico del país.

Lobos nació en Luján y se enrola en un estilo folclórico que respeta lo clásico aunque con propuestas que apuntan a incorporar innovaciones sonoras para sumar un público joven.

“Este material tiene canciones más ambiciosas que los anteriores y logré bastante solidez en lo instrumental. Dejé de lado casi todo lo minimalista por cuestiones estéticas y conceptuales de por dónde van las letras y qué tengo ganas de decir”, le anticipa a LA GACETA. Sobre el escenario estará también la tucumana Mica Flores para acompañarlo en algunos de sus temas.

- Cosquín fue tu gran vidriera antes de llegar a la plaza Próspero Molina. ¿Qué significan para los músicos emergentes las peñas y los escenarios callejeros?

- Todo lo que está alrededor del espacio principal es muy importante, igual de ponderable y de relevante que lo que pasa sobre el escenario Atahualpa Yupanqui. Si bien son diferentes cosas, las dos permiten compartir. Son muy buenas para nutrirse y para escuchar lo que está pasando. En las peñas chicas o en los patios de las casas se está hasta muy tarde y aparece cualquier compositor para presentarse sin exigencias, y es muy lindo. Todo el festival en general es muy lindo.

- ¿Por qué “Solo”?

- El año pasado, cuando me destacaron como músico en Cosquín, subí solo con mi guitarra al escenario en la final, frente a muchas bandas que también estaban en esa instancia. Se habló bastante de mi estilo, que le dio el nombre al disco, pero tengo varios invitados que me acompañaron en la grabación.

- ¿Hay una apertura en Cosquín a nuevos artistas?

- Sin duda, es distinto que antes y se lo siente muchísimo. La actual comisión de selección está haciendo un trabajo increíble, a pesar de que es muy difícil estar al frente de esa responsabilidad. Tuve la posibilidad de ver la intensidad con que se manejan, la cantidad de propuestas y de información que reciben de artistas de todo el país y la dificultad de elegir. Hay un montón de músicos con nuevas propuestas que han aparecido, sea en el escenario mayor o en los eventos que se realizan durante todo el año, que amplían su espectro.

- ¿Cómo definís tu folclore?

- Me cuesta definirme, pero podría decir que hago un folclore proyectado. El regionalismo me toca y me atraviesa, pero actualizado con instrumentos como flauta traversa o piano, y con un lenguaje más contemporáneo. Es un desafío expandir al folclore como nuestra música nacional a partir de la identificación con lo que se propone. También hago canciones que no se pueden danzar o una milonga extraña del sur del Brasil. No me molesta interpretar ningún género, y disfruto de los compositores nuevos. Es bastante ecléctico. El hilo conductor de “Solo” son los instrumentos, aunque los ritmos varían.


Comentarios