Cartas de lectores

16 Jun 2018

Aborto I

Es desde el espanto que viví estos últimos días la actitud de niñas, porque aún lo son, tomando establecimientos educativos en Buenos Aires, a propósito del debate que se venía en Diputados sobre la despenalización del aborto, espanto que tuvo lugar no sólo ya por la toma, sino por los fundamentos que daban por decidirla. Nuestra juventud, divino tesoro, del que somos responsables padres, docentes y la sociedad toda para que continúen siéndolo, pañuelo verde al cuello, bregaban por un aborto legal, seguro y gratuito para las adolescentes de 13 a 16 años sin que sea necesario autorización paterna o de tutores legales. ¿Estamos todos locos o soy sólo yo? ¿Me perdí algo? Porque puedo estar preparada para escuchar voces adultas e idóneas en el tema, a favor o en contra de la despenalización conservando firmemente mi postura personal. Pero no para esta actitud juvenil osada, desprejuiciada en el sentido más literal del término, despojada de todo calor humano e inocencia. Además, ese otro reclamo de un lenguaje “inclusivo” que permita sustantivos sin género para no discriminar: ni diputado ni diputada , “diputade”, ni amigo ni amiga, “amigue”. Lo triste de esto que me paraliza no son las actitudes de estas criaturas, sino la ausencia de los adultos mientras esto ocurre, o mientras este cambio se fue gestando. Los cambios muchas veces son para crecer, otras para profundizar males, o involucionar. Esta actitud permisiva para no generar traumas psicológicos, mientras ellos crecen, nos ha llevado a dejarlos decidir si estudian o no, si se esfuerzan o no, si consumen alcohol, fuman o se drogan o no, si vuelven a casa en horarios seguros o cuando quieran, si conducen alcoholizados o sobrios, si se les da motos según establece la ley o no. El “Reino del revés”, como decía María Elena Walsh. Una cosa es dejarlos ser auténticamente, y otra muy distinta dejarlos creer que en esa edad aún tierna pueden actuar con experiencia y madurez. Es como pedirle peras al olmo. Tienen derechos establecidos a nivel mundial y es muy bueno que los tengan. Pero los mayores tenemos obligaciones, como la de encauzar toda esa energía juvenil, formarla, enseñarle que no todos son derechos, sino también obligaciones, prepararla para todo, inclusive los límites. Porque la vida toda es un límite permanente detrás del cual está la nada... La muerte.

María Estela López Chehín
[email protected]

Aborto II

El aborto obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación gracias a la campaña que vienen haciendo algunos personajes de nuestra sociedad motivados por intereses extranjeros. Para la gran mayoría de los argentinos, los que defendemos la vida, es una obligación tener bien identificados quiénes promovieron y quiénes votaron a favor del aborto, y actuar en consecuencia. Entre los que lo promovieron está el Presidente, quien nos mintió descaradamente a todos los tucumanos en el año 2016, con motivo del Bicentenario, cuando dijo que se respetaría la vida desde la concepción hasta la muerte natural. También está el grupito de actrices/actores/periodistas que optaron por la muerte como activistas. Habrá que revisar a quienes vemos en la TV o leemos en los diarios. Luego, están los diputados que votaron a favor del proyecto, a quienes tampoco deberíamos apoyar en las próximas elecciones. Entre los impresentables esta nuestro querido Diego Maradona, que tal como lo afirma un amigo, fue el único sincero al decir que “es criminal que la mujer tenga que ir a un carnicero para sacarse el ‘bebé’?”. “A pesar de sus grandes limitaciones, él sí habla del ‘bebé’, aún cuando no le interese su vida”. A continuar con la defensa de la vida, ya que todavía hay esperanza.

Marco F. Cosentino
[email protected]

Aborto III

El pasado miércoles ví la marcha a favor de la Ley de Despenalización del Aborto: muchas cuadras y muchos jóvenes. Me dio mucha tristeza, todas del secundario con uniformes de colegios, cantando en forma agresiva. ¿Por qué? Porque prevalecen los maestros enseñando sobre egoísmo abortero, cuando debiera transmitir la siembra generosa de amor, al ser padres. Aplaudo la ley y rechazo esa marcha, más que todas, ya que lastiman el alma festejando muertes. Doctor René Favaloro: “estabas a favor, querías evitar muertes clandestinas, hoy está más cerca tu deseo y apoyo tu verdad, de transparentar el camino del vientre fecundado para que logre sentir y ver brillar el sol”.

Daniel Aníbal Asfoura Las Salinas - Departamento Burruyacu

Vivimos engañados

Después del acuerdo celebrado por el Gobierno Nacional con el FMI, y que fuera anunciado con bombos y platillos, se informó que el Banco Central no intervendría para controlar el dólar y que quedaría en libre flotación. Sin embargo, hemos leído que el Banco Central, vendió U$S 700 millones (en un día), para evitar que la divisa extranjera siga subiendo. Creo que estamos en la misma situación de Alemania a comienzos del año 1933, cuando, a causa de la inflación, el dólar llegó a valer 4 millones de marcos. Sin embargo, ellos tuvieron un ministro de economía inteligente, quien dispuso que no se imprimiera un “marco” (la vieja moneda alemana) más, porque Alemania necesitaba una moneda fuerte. Fue así que dispuso la creación de un Bono con validez nacional, mientras se implementaban programas para incentivar la industria y todo lo que correspondía a producción nacional. La consecuencia de esto fue que en 5 años se crearon puestos de trabajo para 6 millones de personas. Toda esta información está disponible en numerosos videos de la WEB para quien prefiera investigar, en lugar de aturdirse e intoxicarse con algunos programas de TV. Por lo tanto, lo único cierto es que mientras estemos en manos de instituciones y bancos que se dedican a lucrar con la especulación monetaria y la pobreza, jamás podremos salir del estado de sumisión y dependencia en que nos encontramos. Esto es consecuencia de tantos años que llevamos de vivir en la fantástica y la creencia de que somos muy vivos, sin tomar consciencia de que solo somos adictos a la molicie y a la comodidad.

Humberto Hugo D’Andrea
[email protected]

¿Formatos o contenidos?

“¿Cómo educar a chicos del nivel medio en contextos de vulnerabilidad social, diversidad de edades, desigualdades que hieren y riesgo pedagógico?” (LA GACETA) ¿Qué es un contexto de vulnerabilidad social? Una definición indica que se trata de un concepto ambiguo, polisémico, que ha invadido el discurso mediático y académico ¿Palabrerío charlatanesco para no decir alumnos pobres? Es ambiguo porque, vulnerabilidad se refiere a una situación provisoria. “Las secundarias denominadas de nuevo formato” serían “la respuesta pensada para esta nueva etapa de la educación argentina”, ¿Un “relato” pedagógico? ¿Una educación pobre para pobres? ¿Analfabetismo funcional? ¿Sancionan una realidad, la de nuestros niños, que no pretenden transformar?. Alberto Rougués, desde 1928, quien se encontraba formando parte del Consejo Escolar Provincial, destacó la necesidad de hacer estadísticas para conocer los aspectos sociales de la educación, que servirían para atacar el analfabetismo a partir de una orientación cierta con respecto al cuidado físico y de la salud de los escolares”. “Es así que, como en 1929, Rougués inicia desde el Consejo Escolar una campaña destinada a conocer, en primer lugar, el estado físico de los niños. Para llevar a cabo esta labor, tanto la continuación del método estadístico como la campaña de alfabetización, era indispensable el apoyo del magisterio y del maestro rural”. “Fue Emma, quien hacia 1935, se puso a disposición del entonces presidente del Consejo Nacional de Distrito”. Para la citada “la pulcritud era uno de los aspectos al que daba mucha importancia y lo que la llevaba a lograr que los alumnos -la mayoría niños provenientes de hogares humildes- de su escuela, que al iniciarse las clases llegaban sucios, descalzos, harapientos, cambiaran este aspecto al poco tiempo”. A través de donaciones conseguía ropa y calzado para todos ellos. Sus mentores actuales cuentan que funcionan “sin manual”, porque “los cambios no dan respiro y el modelo ya no da más”. “El aula ya no es la misma, el profesor no está al frente sino que es una guía, la verticalidad desaparece, el alumno propone los contenidos que quiere estudiar, no existen las pruebas”. Mientras tanto, Alberto Rougués, decía que: “un cuaderno, un libro, un banco, un aula, son, sin duda, útiles para la docencia; pero cuando no tenemos ni aula, ni un banco, ni un libro y ni siquiera un cuaderno, debemos, a pesar de todo, enseñar, enseñar implacablemente y cuando enseñamos todo lo demás, lo tendremos por añadidura” ya que “a pesar de su aparente mansedumbre, la ignorancia es la peste más virulenta y devastadora que se conoce. Todas las demás pestes necesitan contar con ella para propagarse”. La tarea inmediata es el mejoramiento material como la educación integral del alumnado, por la vía de unir el trabajo productivo remunerado, la enseñanza intelectual, el ejercicio físico y la formación politécnica.

Pedro Pablo Verasaluse
[email protected]

Leopoldo Lugones

Días pasados, tuve la grata sorpresa de leer lo que había publicado el doctor Carlos Páez de la Torre, en su columna de LA GACETA, sobre Leopoldo Lugones. Este poeta argentino, nacido en Córdoba, pudo, con su lenguaje sutil, ligero y profundo, escribir poesías con “emoción aldeana”, sobre una temática, como otras tantas comunes, sucedidas en un pueblo. Es que con su verbo sensible y sensitivo, sabía ponerle alas partiendo de lo común, de lo cotidiano. Rubén Darío, nacido entre lagos de un hermoso país, elogió el talento y la poesía sencilla y fresca del poeta cordobés. Lugones, recordemos, escribió también “La guerra gaucha”, más otros libros que dejaron sellos de inconfundibles bellezas y sentimientos, a las sombras silenciosas, de los que, sin darse cuenta, viven los que solo alimentan sus vidas de esas simples cosas.

Héctor Leonardo Bravo
[email protected]

Diputados y Senadores

Un tema que nos interesa y no deja de ser menor es el de los sueldos y bienes de diputados y senadores nacionales, porque si en la sociedad repercute el tema del aborto, como lo manifestaron los ciudadanos porque es de interés social, cultural, educativo y de salud publica, es necesario que quienes nos representan sean analizados desde la ley. Necesitamos saber quiénes son las personas que, con investiduras otorgadas por la democracia, nos permita conocerlas profundamente, en un país donde se promueve la honestidad y la ética. Es hora de tener personas que no nieguen y sean transparentes. Estos tiempos que se avecinan exigen tener una moral intachable, para lograr un futuro de grandeza, y no aprovecharse para sacar ventajas y esconder lo que se logra en su función y el patrimonio, antes de ser funcionario.

Carlos Rubén Ávila
[email protected]

Comentarios