Lucas Victoriano arregló contrato con Regatas Corrientes

"Luquita" dirigirá a uno de los mejores clubes de la Liga Nacional.

16 Jun 2018
1

SUS DOS AMORES. Su hija Carlota y su esposa Paula acompañarán a Lucas Victoriano, en el desafío deportivo que encarará en Corrientes.

Cuando en febrero de 1993, a los 15 años, dejó su Juan Bautista Alberdi querido para recalar en Olimpia de Venado Tuerto, pocos se imaginaron que Lucas Javier Victoriano estaba comenzando una carrera basquetbolística que lo llevaría a convertirse en uno de los mayores referentes deportivos que dio el “Jardín de la República”, en los últimos 30 años.

Hoy, a los 40 años, está pronto a encarar uno de sus mayores desafíos como técnico. Luego de la relevante tarea que tuvo dirigiendo a Estudiantes de Concordia, que por primera vez en su historia logró llegar a las finales del Sudamericano de clubes de 2017 y al Cuadrangular Final de la Liga de las Américas 2018, fue contratado por Regatas Corrientes, un club que, en los últimos tiempos, fue protagonista de cuanto torneo nacional e internacional intervino.

“Luquita”, que se encuentra en Madrid pasando unas vacaciones en compañía de su esposa Paula (es española) y su hija Carlota, arregló su vinculación con el “Fantasma” para reemplazar a Gabriel Piccato, que dirigió al equipo en las dos últimas temporadas.

A través del teléfono, LG Deportiva logró comunicarse con Victoriano, que mostró su optimismo por esta nueva posibilidad de trabajo. “Me entusiasmé desde el mismo momento en que me hablaron los dirigentes de Regatas y me hicieron conocer el proyecto que tenían para esta temporada. Ellos quieren potenciar a los juveniles que tiene en la plantilla. Tengo la certeza que podemos componer un plantel largo, algo imprescindible para competir al nivel que pretendemos. Estoy contento por haber elegido Regatas, sobre otras propuestas que tenía”, dijo.

Quienes siguen atentamente la actividad nacional del básquet reconoce que, en los últimos tiempos, Corrientes se convirtió en una de las potencias en este deporte. Prueba de ello es que San Martín, el otro crédito de la capital litoraleña, se encuentra disputando las finales de la Liga Nacional con San Lorenzo. “Es una ciudad que respira mucho basquetbol y que vive intensamente los clásicos. Además es un lugar excelente para vivir, algo que fue clave para que me decidiera por esta propuesta de trabajo”, expresó quien, en su época de jugador, militó durante cinco temporadas en Real Madrid de España.

Lucas tiene otro motivo para sentirse halagado. Es que por las actividades de su esposa (que es jugadora profesional de básquet en España), ella no lo podía acompañar cuando se venía a trabajar a Argentina. Pero eso desde ahora en más, no será un problema. “Lo que ocurre que ella estaba participando en un certamen que se denomina 5x5, que acaba de finalizar. Por eso, cuando regrese al país, que pienso será en los primeros días de agosto, lo haré en compañía de ella y de mi hija, que ahora tiene cuatro años. Nunca me acostumbré a estar sin ellas, por eso me invade un enorme placer saber que van a estar en el día a día junto conmigo. Es muy complicado estar lejos de los afectos y lo dice una persona que hace 26 años dejó Tucumán para hacer lo que más le gusta: jugar y dirigir básquet”, explicó.

Lucas dijo que estará eternamente agradecido por lo que vivió en Estudiantes de Concordia. “Fue el club que me permitió mostrar mi trabajo y crecer en esta profesión, que es tan competitiva. Fue una temporada que me dejó una inmensa satisfacción porque pude responderle a quienes confiaron en que podía ser el guía de un trabajo serio y exitoso”, manifestó quien ya cuenta en su plantilla con Juan Pablo Arengo, Erik Thomas, Javier Saiz, y los juveniles Marco Giordano y Juan Pablo Corbalán.

Sabe que el desafío no será nada fácil, teniendo en cuenta que la idea de los directivos es recuperar el protagonismo que el equipo tenía hasta hace poco. Cabe recordar que en la temporada 2017/18, Regatas fue eliminado en octavos de final, por Instituto de Córdoba, que se adjudicó la serie 3 a 0. “Siempre me gustaron esta clase de desafíos, porque hace que todas las partes pongan lo máximo de sí para llevar adelante el proyecto planificado. Voy a trabajar para seguir creciendo en una profesión que te obliga a actualizarte, porque el básquet evoluciona constantemente”, acotó.

Comentarios