Con la inflación del 2,1% se complican las metas fijadas

El número que dio a conocer ayer el Indec superó las expectativas de economistas y consultoras, que había predicho un avance de entre 2,4 y 3%. Si bien bajó con respecto a abril, el IPC núcleo se incrementó con respecto a abril. Alimentos y bebidas fue el rubro más castigado

15 Jun 2018
1

POR LAS NUBES. Alimentos y Bebidas fue uno de los rubros que más influyó en la suba de la inflación de mayo.

La suba de precios volvió a impactar fuerte en el bolsillo de los argentinos, a causa de los tarifazos y del impacto de la devaluación en las góndolas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió ayer la medición de la inflación de mayo, que se ubicó por debajo de las estimaciones independientes: 2,1%, seis puntos menos que los 2,7% registrados en abril.

De esta forma, el costo de vida acumuló 11,9% en lo que va del año, muy cerca del 15% que había propuesto el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en la meta “recalibrada” de diciembre.

Los aumentos fueron liderados por el rubro Comunicación (3,9%), por el aumento de la tarifa de celulares; seguido por Alimentos y Bebidas, que marcó una suba de 3,3%. Detrás se ubicaron Recreación y cultura (2,5%), Restaurantes y hoteles (2,4%). En tanto Salud y Equipamiento para el hogar sumaron 2,2% cada uno. También subieron fuerte Prendas de vestir y calzado, 2%; y Transporte, 1,9%.

El rubro de bebidas alcohólicas y Tabaco creció 1,6%, el del sector de la educación aumentó 0,9% y el de Otros Bienes y Servicios registró un incremento del 2%.

A pesar de que el índice general mostró un importante retroceso, el valor que más inquieta al Gobierno mostró un avance inversamente proporcional: la inflación núcleo, que agrupa los productos con precios no regulados ni estacionales, se ubicó en 2,7%, contra el 2,1% registrado en abril. Por su parte, los estacionales y regulados quedaron en 2,5% y 0,4%, respectivamente.

En el desglose geográfico, Cuyo fue la región donde se registró un menor impacto de la inflación, con 1,8%; seguida del área metropolitana (Capital Federal y Conurbano), que midió 1,9%. Detrás se ubicaron las zonas Patagonia (2%), Pampeana (2,2%), Noroeste (2,3%), y Noreste (2,6%). Pero no sólo subieron los precios minoristas, también los mayoristas. Según el relevamiento del Indec, el incremento fue de 7,5% en mayo respecto de abril último y ya acumulan en el año un alza del 22,3%.

De acuerdo con el indicador del Sistema de Indices de Precios Mayoristas, los precios crecieron el 37,7% en los últimos doce meses. El aumento de precios de mayo fue consecuencia de un incremento del 6,9% en productos nacionales y 15,3% en importados.

La medición del Indec esta vez no estuvo en sintonía con las expectativas que tenían las consultoras privadas, que esperaban un avance de los precios de entre 2,8% en promedio, según señaló iprofesional.com.

El economista Fausto Spotorno, del estudio Ferreres & Asociados, estimó que la inflación de mayo íba a rondar el 2,4%. En tanto Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis, calculó que la cifra en el 2,8% en su nivel general y del 3% para la inflación núcleo, que es la que tiene en cuenta el Banco Central para definir las tasas de política monetaria. Y, calculó que la inflación de junio también será del 2,8%.

Pablo Goldin, economista de Macroview, había pronosticado el costo de vida en 2,6% para mayo, aún sin contabilizar la última semana del mes, mientras que Camilo Tiscornia, director de C&T Asociados, la había calculado por arriba del 2,5%.

El Banco Central había señalado que para mayo la cifra podría ser más baja que lo estimado por las consultoras privadas, pero que “los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación de junio”. Los economistas adjudicaron la medición de mayo a la suba en los alimentos y al arrastre estadístico de abril.

Comentarios