Los Apóstoles convirtieron al aeropuerto de Ezeiza en una tribuna

Uno de los tantos grupos de amigos que quiere ver a Messi levantar la copa en Rusia.

11 Jun 2018
1

Los siete amigos antes de subirse al avión que los llevará al Mundial. LA GACETA/FOTO DE GUILLERMO MONTI

¿Puede un aeropuerto convertirse en una gigantesca tribuna? Todo es posible si el Mundial está a la vuelta de la esquina. Ezeiza es una plataforma de despegue para la ilusión y el celeste y blanco se multiplica por el hall, por los pasillos, por el free shop y, por supuesto, por las salas de embarque. En cada vuelo que parte rumbo a Europa hay camisetas y buzos de la Selección.

“Somos siete amigos. Es el segundo Mundial al que viajamos juntos”, afirma una banda identificada con una enorme bandera de Valentín Alsina y un nombre que destila fe futbolera: Los Apóstoles. Javier, Diego, Cristian, Edgardo, Gonzalo, David y Germán son amigos del barrio y no ocultan la simpatía por Lanús, pero a la hora de elegir equipos los corazones se reparten: Boca, River, Huracán, San Lorenzo… Claro que ahora están hermanados por la Selección, aunque la hora de los pronósticos son cautos: “pasamos la primera ronda”, se limitan a arriesgar. La foto los muestra con el avión de British Airways que están listos para abordar como telón de fondo.

En Moscú se unirán a la avalancha de argentinos que no deja de arribar a la capital rusa y que se adueñó del Fan Fest, tal como había ocurrido hace cuatro años en Brasil. Pero hay que ir con calma: el primer paso es dejar el registro en Ezeiza, la puerta de salida de la ilusión y transformada, durante estos días, en un incesante desfile albiceleste. Los Apóstoles lo confiesan: todo sea por ver a Messi y creer en los milagros.

Comentarios