Rechazan las denuncias de favoritismo en una licitación

Una empresa radicada en Córdoba había planteado que la adjudicación a una firma local había estado direccionada. El intendente Campero continuará con la compra de 12 camiones

08 Jun 2018
1

DISCONFORME. “La ciudad vive sucia”, cuestionó el intendente Campero. la gaceta / foto de DIEGO ARáOZ (archivo)

La Municipalidad de Yerba Buena contestó formalmente la tercera objeción que habían recibido sus pliegos de bases y condiciones de la licitación pública por la cual le adjudicaron a la concesionaria de Mercedes Benz en Tucumán la compra de 12 camiones para la recolección de residuos.

El monto total de la operación asciende a $ 36,8 millones. En un decreto que lleva la firma del intendente de ese municipio, Mariano Campero, y de su secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente, Hernán Macedo, declararon inadmisible la impugnación que había presentado la firma “Econovo Tecnología Sustentable”, con sede en Córdoba. La compañía había hecho una oferta por sus vehículos Fiat, que fue considerada por los funcionarios inferior a la de la adjudicada.

En el dictamen del asesor letrado del municipio, Rodolfo Aráoz Terán, se rechaza el recurso administrativo de Econovo por “extemporáneo”. La primera impugnación a la licitación la había interpuesto la apoderada de Marm Group -la empresa que coloca los trabarruedas en esa ciudad-, Jacqueline Darelli, aduciendo que no pudo realizar su oferta. También el abogado Carlos Luis Alvarez, como patrocinante de la firma Corporación de Servicios S.R.L., hizo una presentación. Entre otras cuestiones, habló de “plazos exiguos”. Además, planteó que se violentaron disposiciones legales. Econovo había planteado una “adjudicación arbitraria e impregnada de consideraciones que violan las normas reglamentarias, y que se funda en hechos o requisitos que no fueron previstos dentro de los pliegos de licitación”. Otra de las cuestiones que objetó la empresa perdedora es el concepto de compra “plurianual”, ya que los camiones se pagarán en cuotas. Las primeras siete serán atendidas con el presupuesto municipal 2018, y las restantes con el próximo ejercicio. A su vez, el impugnante habló de un “evidente direccionamiento en la adjudicación”.

Pese a los cuestionamientos, Campero declaró que seguirá adelante en su intención de municipalizar el servicio de recolección, que en esa ciudad fue realizado, en los últimos 15 años, al menos, por la firma Servicios y Construcciones La Banda. Entre los argumentos para justificar el cambio, aseguró que la ciudad “vive sucia” y que, con recursos propios, se mejorará la prestación, básicamente.

La licitación fue abierta para la compra de 12 camiones (ocho compactadores de residuos sólidos urbanos; dos con caja volcadora para la recogida de los restos verdes y productos de chipeo y dos con caja volcadora trasera, para trasladar los deshechos hacia la planta de transferencia de residuos de San Felipe, en la capital provincial). La elegida fue la concesionaria Rolcar SA, por sobre la empresa Econovo. Los camiones se pagarán en 16 cuotas mensuales, iguales y consecutivas.

Campero defendió el procedimiento. “Nosotros seguiremos adelante. No vamos a parar la licitación porque no ha habido ningún reclamo coherente. Elegimos lo mejor para el municipio. Estamos adquiriendo un parque automotor como el que esta administración no había tenido nunca antes”, dijo. Y aseguró que las diferencias entre la empresa elegida y Econovo es grande. “Elegimos una marca de primer nivel y a una empresa local”, completó.

En Esta Nota

Mariano Campero
Comentarios