Elecciones: uno apura, el otro frena

08 Jun 2018

Uno mandó a apurar, y el otro avisó que no lo apuran. Alperovich, a través de su alfil Palina, le envió un mensaje político a Manzur: yo seré el uno, vos el dos. Más que nada fue una invitación de doble sentido: para que la acepte o para que salga a romper lanzas. El gobernador, desde Perú, prefirió no romper nada; sólo avisó que en 2019 resolverá. El senador mueve sus fichas, muestra fotos, parece preocupado por demostrar que va a ser otra vez candidato a gobernador; pero con este tipo de movimientos lo que pone en evidencia es que la indefinición de su sucesor lo desacomoda. Lo invita a jugar en su terreno y su ex vice no le responde como quiere. Pero no sólo a él desacomoda, Manzur desequilibra también a su propia tropa manteniendo bajo llave una definición pública sobre su futuro. Uno apura, el otro frena; cada cual juega su propio partido.

Comentarios